Persona sol

Soy una persona sol

Mientras voy en coche, escucho podcast. Es un método formativo increíble. Normalmente, en la pantalla me aparece el título de la pista de audio. Durante unos segundos, en el inicio de la reproducción, este título aparece cortado. Uno de estos días, me ocurrió algo curioso mientras escuchaba un audio del Leer más…

La multitarea sin equilibrio nos agota

Hacer varias cosas a la vez. La multitarea equilibrada

¿Se pueden hacer dos o más cosas a la vez? ¿Cuál es el límite? ¿Es esto efectivo? ¿Están más capacitadas las mujeres para hacer varias cosas a la vez? En este capítulo vamos a intentar responder estas preguntas citando diferentes opiniones de expertos, y (al mismo tiempo), daremos claves para ser equilibrados en el famoso “Multi-tasking”, más conocido en español como la multitarea.

Cambiar el pasado: la máquina del tiempo

Se puede cambiar el pasado

¿Te gustaría cambiar el pasado? De todo lo que has hecho en tu vida, ¿qué cambiarías si pudieras? Probablemente estés pensando que el tiempo solo tiene una dirección: hacia delante. Y que eso de los viajes en el tiempo y la máquina del tiempo son cosas de ciencia ficción. Tienes razón, no se puede cambiar el pasado. Pero… ¿y TU PASADO? Ya que es tuyo, ¿podrías cambiarlo? La respuesta es sí. ¿Te gustaría saber cómo?

Conocerse a uno mismo: la ventana de Johari

La ventana de Johari : cómo conocerse a sí mismo

Dice cierto proverbio árabe que si alguien te dice que te pareces a un camello, no hagas caso, si te lo dicen dos personas, no hagas caso. Si te lo dicen tres, vete corriendo a mirarte a un espejo. Lo cierto es que el conocimiento de uno mismo o auto-conocimiento es un arte. La mayoría de las relaciones inter-personales (entre personas) dependerán en buena medida de si nos conocemos a nosotros mismos o no. Además, conocerse a sí mismo es vital para poder desarrollarse y avanzar.
Para tener una forma sencilla de entender todo esto, se creó un cuadrante llamado “la ventana de Johari”. ¿Te gustaría saber qué es y cómo usarlo de forma efectiva?

El arte de saber preguntar

El arte de saber preguntar

“¿Y eso qué es, papá (o mamá)?” – “Es el sol, hijo (o hija)” – “Ah ¿Y qué es el sol?” – “Es una estrella, hijo” – “¿Qué es una estrella?” – “Una cosa que brilla, hijo” – “¿Y por qué brilla?” – “Pfff. Pues porque… ¡yo qué sé hijo!, déjame en paz, no lo sé todo”. Jejeje. ¿Te suena? Desde pequeños, nos formamos preguntando. Lo curioso es que, al ir creciendo, dejamos de preguntar. Quizás lleguemos a la misma conclusión que dice cierta frase atribuida a Charles Dickens: “No preguntes nada, y así no te dirán mentiras”. Sea como sea, coincidirás conmigo en que las preguntas son importantísimas, y que hacerlas bien es un arte. Por eso hoy hablamos de: el arte de saber preguntar.