Lo cierto es que NO me gusta hablar de mí, pero creo que es de justicia que, ya que voy a hablar bastante, y confío en que al menos alguien me escuchará, deba presentarme por educación.

Jaír Amores

¿Quién soy?

Me llamo Jaír Amores y soy de la «cosecha» del 78. Estoy  felizmente casado y soy un orgulloso padre de familia (con “mis” dos hijas y “mi” mujer). Lo de «mi» va entre comillas, porque no son mías, al revés… yo soy de ellas.

Nací en Madrid, España, y desde los 14 años vivo en Gran Canaria, una tierra preciosa con gente amable y cariñosa (ahí va la rima, jejeje). Por el momento, de aquí no me marcho. ¡Me encanta!

¿Estudias…

En cuanto a mi profesión, estudié electrónica y electricidad, y desde muy pequeño, informática. No voy a engañar a nadie, estoy bastante desfasado en estos temas. Uno se pone a trabajar, y se adapta a las necesidades del empleo en cuestión.

No fui a la universidad. Todavía recuerdo las reacciones de algunos de mis profesores cuando se enteraron de mi decisión. ¡Uno de ellos hasta se ofreció a ayudarme económicamente! Pero no era cuestión de dinero, de hecho, para aquel entonces ya trabajaba por mi cuenta.

No me arrepiento de haber tomado esa decisión. Creo que los estudios superiores están sobrevalorados y que no siempre son efectivos. Por supuesto, respeto muchísimo a los que han seguido este camino. Sin embargo, por desgracia, cuanto más tiempo pasa, más anticuados se vuelven los actuales métodos de enseñanza. Pero de esto, del coste de oportunidad, de los sistemas de aprendizaje y todas esas cositas… ya hablaremos en profundidad en algún artículo.

… o trabajas?

Actualmente trabajo para una gran empresa que me trata muy bien (espero que ellos piensen lo mismo; de momento me siguen pagando todos los meses).

Además del trabajo que tengo actualmente, he pasado por diferentes compañías, todas relacionadas con la electrónica y la informática. También intenté emprender, sin mucho éxito, la verdad.

Para más señas, aquí tienes mi cuenta de LinkedIn: 

La efectividad como pasión

Más allá del trabajo, desde muy chiquitito, siempre me ha encantado el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar las cosas. Y… esto que voy a decir no es tan positivo: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto.

¿A que a ti también?

Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos.

Como seguro podrán notar, tengo muchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mi. Y compartir lo que aprendo… ¡buff! Todavía mejor si cabe.

¿Y todo esto por qué?

Bueno, en principio, aclarar que no tengo objetivo comercial. Al contrario, mantener la página me cuesta dinero; que no se preocupe nadie, es una cantidad ridícula al año, lo que costaría una buena cena. No digo que quizá, en un futuro lejano, no le saque partido a esta locura mía, pero de momento, como te decía antes, estoy contento con el trabajo que desempeño.

La verdad es que EfectiVida es, por el momento, un hobby. Pienso que es bueno compartir, mejor dar que recibir.

Una de las cosas más efectivas de la vida es dar de corazón
Una de las cosas más efectivas de la vida es dar de corazón

Esta regla es la esencia de la efectividad. Además, el que más aprende soy yo. Sí, de hecho, tan solo para lanzar el primer capítulo de Efectivida, aprendí muchísimas cosas que no sabía. Y para preparar el resto de contenidos, tengo que investigar bastante, por mucho que conozca los temas. Además, siendo francos… tengo pocos entretenimientos; no suelo ver la tv, ni dedico el tiempo a otras cosas que hace la mayoría de la gente, así que… la pregunta más bien es: ¿Y POR QUÉ NO?

Espero que me haya presentado como es debido; y que haya sido «efectivo», jejeje.

Si tienes alguna sugerencia, comentario, duda o quieres que dedique algún capítulo a cierto tema, no dudes en enviarme un mensaje mediante el formulario de contacto. Con gusto te responderé lo antes posible.

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:2    Promedio:5/5]
A %d blogueros les gusta esto: