Imagina que estás conduciendo por una carretera que conoces bien. Has transitado muchas veces por allí. La usas con frecuencia para ir a cierto sitio. 

Pero hoy es de noche, y hay niebla. Mucha niebla. Prácticamente no ves lo que tienes delante. Hace frío, y los cristales se están empañando. Has encendido la calefacción para intentar aclarar el parabrisas, con poco éxito. También has puesto las luces largas y las anti-niebla. 

Nada… sigues sin ver bien. Tan solo visualizas la línea blanca de la derecha y unos pocos metros adelante. 

Es poco, casi nada. Pero es suficiente. Aunque vayas lento, sabes que, si sigues avanzando, llegarás a tu destino. Simplemente te tienes que fijar en esa línea blanca y pegarte a ella. 

Lo mismo pasa, muchas veces, en la vida. Nos empeñamos en verlo todo, en conocer todos los detalles, en prever las dificultades y anticiparnos. Y eso está bien. Pero, en ocasiones, hay niebla. Entonces, simplemente confía en el sistema, sobre todo cuando ya lo has hecho más veces. Da el siguiente paso. Enfócate, mira esa línea blanca, y continúa.

Tranquilo… tranquila… Llegarás a tu destino. 


No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Recuerda también que disponemos de la sección Compras Efectivas, donde hacemos recomendaciones de productos realmente útiles, eficaces y eficientes. ¡Échale un ojo! Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:1    Promedio:5/5]

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

6 commentarios

JJ Zaratruciano · 31/10/2019 a las 8:53 pm

Eso mismo, confiar en el sistema, en la estrategia y seguir adelante, la carga siempre se arregla en el camino. Un abrazo, buenas reflexiones.

    Jaír Amores · 31/10/2019 a las 9:40 pm

    Hola JJ. Qué me alegra ver tus comentarios (y tus reflexiones en tu blog). Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo!

alfredo marcano · 31/10/2019 a las 2:36 pm

Es un total acierto la descripción, igualmente su aplicación, yo tuve una experiencia similar a la descrita cuando estaba e fase de estudios y para llegar a mi destino en una Via rapida en direción a mi hogar, aplique este principio y lo logre, gracias por esta reflexión de la linea blanca.

    Jaír Amores · 31/10/2019 a las 3:03 pm

    Buenas! Gracias por compartir tu experiencia. Donde vivo, en la zona alta de Gran Canaria, hay zonas en las que se pasan las nubes y se quedan por debajo. Le llaman «el mar de nubes». Cuando pasas por la nube, sobre todo de noche, la visibilidad es nula, y el truco de la línea funciona. Por supuesto, en la vida todo es más complicado, pero también más beneficioso. Saludos!

raulsolbes · 30/10/2019 a las 6:47 am

Importantísimo es tener esa línea blanca. De este modo, cuando hay niebla, podemos seguirla, podemos avanzar
He aquí la relevancia y la necesidad de la planificación, la organización y la definición de la misión personal (la línea blanca de cada cual).
Saludos,

    Jaír Amores · 30/10/2019 a las 7:02 am

    Hola Raúl! Gracias por pasarte por el blog. Es un honor!
    Muy interesante la aplicación que has hecho de la “línea blanca” con la misión personal. En momentos de oscuridad, se puede convertir en la única guía.
    Un abrazo!

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: