1+1=2

La añadidura lo cambia todo


Añadir algo en el sitio correcto puede cambiarlo todo. No tiene que ser un cambio trascendental. A veces, basta con una simple coma.

No es lo mismo decir «Vamos a comer niños», que decir «Vamos a comer, niños». La coma, en este caso, salva vidas.

Una coma lo cambia todo

Me gustaría contar una anécdota como muestra.

El túnel Julio Luengo y las pintadas

En Las Palmas hay un túnel que sirve para atravesar la parte central y elegir la dirección hacia el puerto o hacia el sur de la isla. Es una auténtica ratonera, la verdad sea dicha. En la entrada norte del túnel, en su parte superior, hay un pequeño terraplen al que se le añadió en su día una capa de una especie de mortero, con el fin de evitar desprendimientos de tierra y rocas.

Túnel Julio Luengo

Pues bien, a alguien se le ocurrió usar esto como pizarra gigante, y escribió lo siguiente: “NADA ES VERDAD, VALE TODO”.

La frase describe muy bien lo que mucha gente piensa: que no hay una verdad absoluta, que todo es relativo, y que vale todo.

No todo el mundo está de acuerdo con esta forma de pensar. Probablemente, alguno de los conductores que veía día tras día esa pintada, decidió tomar cartas en el asunto. Añadió un par de palabras arriba de la pintada original. Escribió: “Sin Dios”

Ahora la frase completa decía: “SIN DIOS, NADA ES VERDAD, VALE TODO”.

Después vino el ayuntamiento y borró todo, pero si pasas a fecha de hoy por el túnel, todavía puedes ver la pintura tapando esta frase.

Túnel Julio Luengo con la pintada y la añadidura
El famoso túnel y la pintada con su añadidura

Añadir en vez de borrar

No entraremos aquí en quién tiene razón, no es el objetivo de EfectiVida. Lo que quiero resaltar es la genialidad del segundo “pintor”.

No borró lo que estaba escrito, sino que añadió, en el lugar adecuado, un elemento que cambiaba todo el significado. Hacer esto es brillante. La potencia que tiene esta imagen gráfica es mucho mayor que simplemente borrar y escribir de nuevo.

Dicen los expertos que el cerebro aprende de forma óptima cuando relaciona algo nuevo con otra cosa que ya sabía. No sé si será este efecto el que aplica aquí, pero lo cierto es que me pareció brutal lo que hizo ese señor.

Nosotros también podemos usar esta técnica en muchas ocasiones.

Cómo aplicar la técnica de la “añadidura”

Por ejemplo, desde un punto de vista asertivo, es mejor añadir que negar o rechazar. Así que hasta en las conversaciones cotidianas, lo de “la añadidura lo cambia todo”, también vale.

Comunicación asertiva

Bastantes empresas desarrollan procesos. ¿Podríamos añadir algo al proceso, en el lugar correcto, de forma que el resultado mejore significativamente? Hacer cambios de esta manera puede ser mejor que cancelar todo lo hecho, y empezar de nuevo. Así eliminamos la resistencia al cambio, y respetamos el camino recorrido.

Añadir ideas de los participantes de un proyecto puede tener un efecto “!”
Añadir ideas de los participantes de un proyecto puede tener un efecto “!”

Otro ejemplo que se me ocurre es en el caso del ritual mañanero: esa serie de cosas que hacemos siempre al levantarnos. ¿Podrías añadir algo que mejore significativamente tus días? A lo mejor, se trata de levantarse 10 minutos antes, y disfrutar del silencio.

Y un último ejemplo: los hábitos. Aunque el tema es muy complejo, y no solo es una cuestión de fuerza de voluntad, baste decir aquí que un hábito, sobre todo un mal hábito, se compone de tres factores: disparador, acción y recompensa. Eliminar un hábito es muy difícil, por eso los expertos sugieren identificar el disparador, y añadir una acción distinta.

Imagina que quieres dejar de fumar. Primero, identifica qué te lleva a fumar. Puede ser el estrés, una hora en concreto, un olor… Cuando sepas qué es, añade ahí una acción diferente. Es posible que ese cambio, lo cambie todo.

Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. – Paulo Coelho Clic para tuitear

¿Se entiende la idea? Una añadidura en el sitio clave puede cambiarlo todo. ¿Qué te parece? ¿Se te ocurren otras formas de aplicar esto? ¿Quieres añadir algo? 😉

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… ¡que lo pases muy bien!


guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Hombre firmando documentos legales

La vida es un usufructo

Me gusta muchísimo la palabra usufructo. Tiene una sonoridad pegadiza. Si no es por la “o” final, sería una palabra curiosa con muchas “ues”. De hecho, en latín sería “usus fructus”. Prueba a decirla varias

Leer Más >>
Jurista y juez

Jurista y juez

¿Consideras que eres una persona honesta? Hace poco escuchaba una anécdota sobre un padre y un hijo que iban a cruzar una calle. El semáforo estaba en rojo, pero no había ningún coche cerca. Así

Leer Más >>

Apuesta con pasión pero sin presión

¿Tú apuestas? Seguramente no. Pero… antes de responder tan rápido, piensa por un momento. ¿No apuestas cuando dedicas tu tiempo, atención y cariño a los tuyos esperando recibir lo mismo? ¿No apuestas cuando das de

Leer Más >>
Ancianos haciendo ejercicios en un parque

Kodokushi

Kodokushi es un término japonés que significa “muerte silenciosa”. Tanto en japón, como en muchos otros lugares del mundo, se está dando un fenómeno difícil de creer, y trágico al mismo tiempo: seres humanos que

Leer Más >>
A %d blogueros les gusta esto: