Normalmente, imaginamos un robot como un humanoide (un bicho con forma humana) que incorpora en su interior un cerebro artificial. Nada más lejos de la realidad. 

Un robot es simplemente una máquina automática programable capaz de sustituir en algunas tareas a los humanos. Es decir, lo que estás usando ahora mismo para leer esto, sí… también es un robot. 

Una de las noticias que sorprenden sobre los robots es que son capaces de aprobar exámenes. Y no solo exámenes sencillos. Según parece, un robot aprobó el examen para ejercer como médico en China

¿Cuál es el problema?

Más allá de lo sensacionalista de muchas de estas noticias, francamente… el hecho de que un robot apruebe exámenes, es preocupante. No porque haya avances en robótica, sino porque haya exámenes que puedan aprobar simples robots. Y porque, con tal de aprobar, NOSOTROS nos estamos convirtiendo en verdaderos robots.

Si te fijas en la imagen de arriba, según Google, la segunda definición de “robot” es una persona que actúa sin pensar, por inercia o dirigida por otra. ¡Qué curioso! Al final, hay muchas personas que se comportan como robots, y pocos, por no decir ningún robot, que se comporte como persona. 

Y es que, para conseguir un título, en muchos casos, no se te pide maestría, ni experiencia, tampoco creatividad. No hace falta que recuerdes para siempre el temario… con que te acuerdes durante los exámenes, es suficiente. Tampoco se valora tu interés por el tema, ni tu dedicación. Tú aprueba, y ya está; te habrás convertido en un autómata más, listo para ser dirigido.

Por eso me quedo con una frase. No, no es la mítica frase cuyo protagonista obviaré (cualquiera puede tener un lapsus):

Tenemos que fabricar máquinas que nos permitan seguir fabricando máquinas, porque lo que no van a hacer nunca las máquinas es fabricar máquinas a su vez

No, la frase con la que cierro esta reflexión es (y ojo a las fechas):

Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario

Elbert Green Hubbard (1856-1915)

¿Serás tú ese “hombre” (o mujer)?



🔥 OFERTA DESTACADA 🔥

Organizador de baterías con comprobador extraíble

No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Recuerda también que disponemos de la sección Compras Efectivas, donde hacemos recomendaciones de productos realmente útiles, eficaces y eficientes. ¡Échale un ojo! Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:5    Promedio:4.6/5]
Categorías: Reflexiones

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

4 commentarios

evaluación por competencias · 04/01/2019 a las 10:42 am

Bueno, no deja de ser una noticia sensacionalista. Lejos de que un robot (o un bot/algoritmo) pueda aprobar un examen y convertirse en medico, esta claro que hacer un examen de opciones o desarrollo simple de preguntas hoy en día no es nada de ciencia ficción y a mi me parece que son avances positivos.
Otra cosa es el uso que se le dé a los bots, al final las malas intenciones siempre las tienen las personas.

    Jaír Amores · 04/01/2019 a las 10:52 am

    Muchas gracias por su comentario. Muy acertado. Efectivamente, el problema está en el uso. Y al mismo tiempo, diferenciarnos nosotros de los automatismos, por lo menos en cosas tan complejas como la medicina. Gracias de nuevo por su aporte. Un saludo!

Alita - Raitit Finanzas · 29/09/2018 a las 7:13 am

Lo peor es que estamos tan acostumbrados a las exigencias de robot, que ya lo tenemos internalizado y el sentido común para a ser el menos común de los sentidos.
Incluso cuando se fomenta el uso del sentido común, la mayoría de las personas tiende a la robotización, por costumbre.
Debemos recordar que las relaciones humanas son irremplazables y trabajar activamente para mejorarlas.
Saludos

    Jaír Amores · 29/09/2018 a las 7:32 am

    Qué buena reflexión! Efectivamente, las relaciones inter-personales no pueden ni deben ser reemplazadas. Por cierto, comentar en otros blogs es parte de ese trabajo activo para mejorar. Así que, una vez más, muchísimas gracias por tu participación! Saludos!

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: