Hace unos días, salieron los resultados en bolsa de la archiconocida empresa Tesla. No soy dado a leer noticias, y menos bursátiles. Me enteré de forma indirecta, gracias a un artículo de Enrique Dans.

El artículo giraba en torno a la debacle en Tesla que vaticinaban los analístas. Dicho sea de paso, se equivocaron una vez más.

¿Dónde está el problema? ¿Por qué fallan una y otra vez los análisis de los expertos? ¿Por qué se empeñan en darse de bruces con la misma piedra?

La bolsa

Bueno, no soy experto en bolsa, ni pretendo serlo. Durante un tiempo investigué lo suficiente como para llegar a la conclusión de que las gráficas no aseguran el futuro, sino el pasado; lo ocurrido no tiene por qué repetirse, y los análisis son engañosos. Lo que hoy está arriba, mañana puede estar abajo, y al revés. Y con esa certidumbre se acabó mi corta carrera bursátil.

Para más señas, recomiendo un libro: Leones y gacelas, de Jose Luis Cárpatos. El nombre lo dice todo. 

El análisis

El caso es que, más allá de lo que diga un índice, está claro que la idea, la motivación y la acción son claves para cualquier proyecto. Si la idea es buena, los empleados están motivados, y se esfuerzan de manera inteligente, difícilmente se les podrá parar.

Por eso, para saber cómo le va a una empresa y cuál será su futuro, hay que pasarse un rato por “la fábrica”, y ver la respuesta a estas 3 preguntas. Cosa que, curiosamente, los analistas no suelen hacer.

Nos gusta mucho analizar datos, comparar estadísticas, hacer gráficas y hablar, hablar, y hablar entre nosotros. Todo esto, claro está, desde un cómodo sillón y con aire acondicionado. Pero nos cuesta mucho levantarnos, remangarnos la camisa, y salir a la calle, y hablar, hablar, y hablar… ¡con los verdaderos protagonistas! Los empleados, los trabajadores, los usuarios, los clientes, o como quieras llamarles.

Analizando datos desde la oficina
Analizando datos desde la oficina, con el cafecito y todo. 

La vida

¿Será éste el mal del analista? No lo sé, porque no soy analista, pero una cosa sí tengo clara: entre la bolsa y la vida, me quedo con la vida.

No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:3    Promedio:3.7/5]
Categorías: Podcast

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: