¿Qué opinas del fracaso? ¿Crees que es positivo o negativo? ¿Piensas, como muchos otros, que el fracaso es parte inherente de la vida? ¡Cuidado! Porque depende de tu opinión sobre fracasar, te irá de una u otra manera.

Qué es el fracaso

Para empezar, la definición del fracaso es simplemente: «Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien». Parece que la palabra es más grande que su significado, quizá porque la asociamos a grandes empresas, a esfuerzos continuados a lo largo de los años. Pero si a la sopa le faltó sal, eso también es un fracaso.

Hay muchos «gurús» que hablan del fracaso como algo muy positivo, como si forjara a los héroes a base de palos, como si no pudieses llegar a ser nadie sin haber fracasado muchas veces. Pero… ¿es esto cierto?

Nadie quiere fracasar

Bueno, si eres padre, sabrás la respuesta. Los padres protegemos a nuestros niños desde que nacen, y evitamos en lo posible que les vaya mal. Lo hacemos por medio de la educación, intentando darles el ejemplo y enseñándoles valores prácticos. Esto no quiere decir que evitemos que sufran las consecuencias de lo que hacen. Una parte fundamental de la niñez y la juventud es aprender a responsabilizarse.

Pero sería un poco raro un padre que permita o hasta provoque que a su hijo le vaya mal, alegando que… «como el fracaso es positivo».

No, nadie quiere fracasar, y lo ideal sería no hacerlo.

El fracaso no es positivo, es negativo.

Al igual que el jaque mate en ajedrez, el fracaso es una derrota

Cómo evitar el fracaso

Entonces, ¿cómo evitar el fracaso? Hay dos formas, básicamente.

Una es ser perfecto y no equivocarse nunca. Esta la descartamos, ¿verdad?

La otra es tener siempre expectativas realistas, de tal manera que nunca nos equivoquemos. ¡Vaya! Esto también hay que descartarlo, porque todo el mundo se equivoca.

Así que una primera conclusión es que el fracaso es inevitable. No ya para progresar, sino como parte del día a día.

Pero, por otro lado, esto nos lleva a la conclusión de que, si te propones cosas de forma inteligente y siendo realista, puedes evitar MUCHOS fracasos.

¿Y cómo ser inteligente al proyectar metas? Aquí van algunas ideas:

  • Aprendiendo de los demás, de cómo fracasaron ellos, y qué lecciones aprendieron que nos puedan venir bien.
  • Estudiando información de calidad, que nos ayude a tener perspectivas correctas.
  • Preguntando sin miedo. Asesorándote por expertos.
  • Pidiendo ayuda para no enfrentarnos solos. Es más fácil romper un palillo, que romper diez.
  • Buscando opciones en las que las pérdidas sean mínimas. Win win win.

El fracáxito : La parte positiva del fracaso

Aún cuando nos esforcemos por no fracasar, y esto suceda pocas veces, sucederá. ¿Podemos sacar algo bueno del fracaso?

¡Claro que sí! Primero, y ante todo, recuerda que el fracaso es el resultado de haberlo intentado.

Solamente está exento de fracasos el que no hace esfuerzos.” (Richard Whately)R Clic para tuitear

Además, el fracaso te enseñará dónde fallaste, y te dará la oportunidad de rectificar para una próxima ocasión.

Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender. (Charles Dickens) Clic para tuitear

El fracaso también pone en su sitio a cada uno, y nos da lecciones de humildad, la cual es imprescindible para evitar más fracasos. Recuerda que, cuanto más alto se sube, más ruido hace la caída, y que «árboles más altos han caído».

Después de un fracaso, los planes mejor elaborados parecen absurdos. (Fiodor Dostoievski) Clic para tuitear

Otro punto positivo que extraemos de los fracasos es que nos enseñan resiliencia. A la fuerza, sí, pero al fin y al cabo, esta capacidad de adaptación depende de las decisiones que tomemos. Una persona puede decidir rendirse o continuar.

El fracaso fortifica a los fuertes. (Antoine de Saint-Exupéry) Clic para tuitear

Es el fracaso el que identifica quiénes son nuestros amigos verdaderos. Y esa criba es fundamental para llegar a épocas maduras bien rodeado.

Cuando tienes éxito los amigos te parecen muchos. En cambio cuando fracasas, si te queda un amigo también es mucho. (Federico Moggia) Clic para tuitear

El fracaso no es positivo, pero se puede aprender mucho de él

Seguramente se podrían añadir más ideas y frases famosas sobre el fracaso. Sin embargo, al final, eres tú quien deberás decidir cuál es tu opinión sobre él. Una vez más, creo que el equilibrio es fundamental.

Si ves el fracaso como algo a evitar, te esforzarás por hacer planes consecuentes e inteligentes. Y si, al mismo tiempo, ves que hay mucho positivo si, al final, terminas fracasando, no le tendrás miedo. Al contrario, si te sobreviene, lo aceptarás con la curiosidad de un niño, buscándole la cara amable.

Una frase más, si me lo permites:

Espera al final del cuento para decidir si fue o no fracaso Clic para tuitear
Espera al final del cuento para decidir si fue o no fracaso

No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!


*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:3    Promedio:4.7/5]

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: