El ser humano está hecho para amar y para ser amado. Por desgracia, muchas veces ni amamos suficiente, ni recibimos suficiente amor

Suficiente amor

El ser humano está hecho para amar y para ser amado. Por desgracia, muchas veces ni amamos suficiente, ni recibimos suficiente amor

Según algunos estudios, un niño sin amor moriría en pocas semanas. Lo cierto es que uno de nuestros objetivos vitales es amar, y, por supuesto, ser amados. Por eso, en un mundo que cada vez nos aísla más, escondiéndonos detrás de las pantallas, es tan necesario dar y buscar amor.

* En la isla de La Palma, en un pueblito llamado «El Remo», en un banco frente al mar, mi mujer y yo disfrutamos de un ratito tranquilos. Una de nuestras hijas hizo la foto, así que no estábamos tan solos. Aún así, esos minutos valen oro.

Comparte tu opinión