Los secretos pesan, y cuantos más tengas, más difícil te será moverte

El peso de los secretos

Los secretos pesan, y cuantos más tengas, más difícil te será moverte

¿Cuántos secretos guardas? Cada uno de ellos añade una carga más en nuestra alma. Añadido a la necesidad de controlar lo que se puede o no decir y a quién, para mantener el secreto, está la carga emocional de conocer y compartir las habitaciones ocultas de los demás, o de nosotros mismos.

* En la foto, mis hijas y varios de sus primos representan el famoso «juego del teléfono», diciéndose al oído, uno al otro, un secretito.

A %d blogueros les gusta esto: