El llanto no es siempre signo de debilidad. A veces es el fruto de aguantar mucho tiempo siendo fuerte

El llanto

El llanto no es siempre signo de debilidad. A veces es el fruto de aguantar mucho tiempo siendo fuerte

Nos da pena ver a alguien llorar. Quizá es fruto de las famosas «neuronas espejo». Quizá lleguemos rápidamente a la conclusión de que la persona es débil o como mínimo, que está pasando un mal momento. Hasta hay quien dice que llorar no es de «hombres». Sin embargo, en muchas ocasiones, el llanto es el resultado lógico de aguantar mucho tiempo siendo fuertes.

* La protagonista de la foto es mi hija pequeña. No está llorando. En realidad es una pose de lo que le dicen «Tumblr».

A %d blogueros les gusta esto: