El sacrificio de hoy es el éxito del mañana

El éxito del mañana

El sacrificio de hoy es el éxito del mañana

Lo que hoy hacemos repercute irremediablemente en los resultados futuros. Y sin sacrificio, no hay demasiado logro. Es cierto que la efectividad busca la mejora y el ahorro de costes, como el tiempo o el esfuerzo. Sin embargo, la realidad es que poco se puede conseguir si solo buscas la comodidad y evitas el trabajo. Y si no, piensa en tus padres o abuelos. Entre sus sacrificios y sus éxitos hay años de diferencia, sudor y privaciones. En la foto, por ejemplo, se ve a la misma persona, con la misma herramienta -una bicicleta-, pero en condiciones distintas. En la primera, como medio de transporte para trabajar; en la segunda, disfrutando de un paseo. En la primera, sacrificio constante, eran épocas duras. En la segunda, recogiendo los frutos. Así que no te olvides que si quieres cosechar, antes tendrás que sembrar.

* DESCRIPCIÓN DE LA FOTO: Las dos fotos fueron tomadas en Las Palmas de Gran Canaria, España. El protagonista de la foto es mi suegro, un hombre íntegro, generoso y trabajador. En el camino, sacrificios, pero también resultados: una familia excepcional (sobre todo su hija pequeña, jejeeje), y un montón de vivencias, de buenos amigos y compañeros que le respetan por lo que dio y por lo que sigue dando.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
A %d blogueros les gusta esto: