Todos los días pueden ser buenos

Cada día de la semana

Cada día puede ser el que tú quieras

¿Has oído expresiones como la de «Odio los lunes»? ¿O «por fin es viernes»? ¿O «estoy deseando que llegue el fin de semana»? Todas estas frases son el síntoma de un problema de fondo: no nos gusta la vida que llevamos. En la mayoría de los casos, dedicamos nuestros días a tareas rutinarias, que no nos aportan nada, y por eso estamos deseando que lleguen los momentos de evasión. Pero en realidad, todos los días son iguales: 24 horas. Una salida y una puesta de sol. Todo depende de nuestra actitud, en combinación con nuestras decisiones. ¿El objetivo? Que cada día sea un buen «day».

* DESCRIPCIÓN DE LA FOTO: Disfrutando de un buen día en las piscinas de La Fajana, en la isla de La Palma.

2 comentarios en «Cada día de la semana»

  1. Si todo dependiera de nuestra actitud, sería indiferente el contexto socio-económico en el que vivimos. entiendo que estos mensajes son algo arriesgados porque, sin voluntad de ello, ponen toda la responsabilidad sobre el malestar de los ciudadanos, eximiendo de ella al sistema social, económico y político en el que a nivel mundial nos hallamos sometidos. Además, hay muchas y variadas circunstancias de la vida de las personas en las que decir que depende de tu «actitud» parece un tanto cínico. A veces pienso que estos mantras son propios de las clases bienestantes para autocontentarse. Con todo el respeto, es mi percepción. Saludos

    Responder
    • Hola Ana! Muchas gracias por su comentario, es bienvenido. Y tiene toda la razón. Si sigue los contenidos de EfectiVida hace tiempo sabrá que compartimos la misma opinión, al menos en parte. No me gustan las frases tipo “si quieres puedes”. No, un niño que nace en un país en guerra o con pocos recursos tiene pocas posibilidades. Por más que la actitud sea importante, las circunstancias tienen mucho peso. Dicho esto, el objetivo del artículo (un poco arriesgado, en eso tiene también razón) va más bien dirigido a personas que se quejan de su jornada con expresiones tipo “odio los lunes”. No creo que esa actitud beneficie a nadie. Y creo sinceramente que la mayoría de la gente podría cambiar su forma de pensar hacia lo que hace en el día a día, o bien tomar decisiones. Obviamente, el contexto social está muy mal, y probablemente irá a peor. Aún así, sigue habiendo personas (y conozco muchas) que intentan ver lo bueno en su trabajo. Da igual que se dediquen a limpiar las calles, a dirigir una empresa o a dar clases. Y también da igual si son pobres o ricos. Hay gente infeliz en todos los rangos económicos. La clave está en auto-responsabilizarte. Sí, la situación puede estar muy mal, y los gobiernos tendrán más o menos culpa, pero poco podemos hacer con eso. Lo que sí podemos es controlar nuestros sentimientos y acciones.
      Por supuesto, como usted dice, no podemos generalizar, y hay que verse en “el ajo” para hablar con propiedad.
      Al menos espero que el mensaje anime a algunos.
      Un saludo y gracias por participar con su comentario. Biene vien que haya otros puntos de vista para que el lector pueda comparar y en este caso, tener un punto de equilibrio.

      Responder

Comparte tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: