Es muy difícil aprender algo que no nos interesa. Por eso, antes de ponerse a estudiar, hay que preguntarse por qué y para qué lo vamos a hacer

Aprender por algo

Es muy difícil aprender algo que no nos interesa. Por eso, antes de ponerse a estudiar, hay que preguntarse por qué y para qué lo vamos a hacer

Si le preguntas a mucha gente, te dirán que no les gusta estudiar; hasta puede que te digan que lo odian. Pero el aprendizaje continuo es clave para el desarrollo personal. Por eso, buscar una motivación adecuada puede suavizar las fricciones con el estudio.

* Esta toma es de uno de los rincones de la casa. Un sillón, al lado de la ventana, con buena luz, e ideal para estudiar. La autora, mi mujer. Como se ve en la foto, buscar comodidad al estudiar es también muy positivo… para estudiar, o para una buena siesta.

Comparte tu opinión