Lo siento, me disculpo

¿Es bueno disculparse?

En muchas ocasiones, y en diferentes ámbitos, surge la duda de si es positivo disculparse. Más allá de la efectividad del acto, entra en juego nuestro orgullo, el tipo de relación que tengamos, o la valoración de cuál es el mejor momento para hacerlo, si es que hay alguno. Al Leer más…

Ancianos haciendo ejercicios en un parque

Kodokushi

Kodokushi es un término japonés que significa “muerte silenciosa”. Tanto en japón, como en muchos otros lugares del mundo, se está dando un fenómeno difícil de creer, y trágico al mismo tiempo: seres humanos que mueren solos, de forma silenciosa, sin que nadie se entere hasta pasados días, semanas, o Leer más…

Candelabro

Luz propia

En ocasiones, se dice de alguien que brilló “con luz propia”. Suele hacer referencia a una persona que destacó por encima de los demás, o que, por su esfuerzo, consiguió lo que otros no pudieron. Pensando en esta expresión, me pregunto: ¿Y con que luz brillamos cuando no es la Leer más…

Manos señalándose mútuamente

3 contra 1

Según los expertos, un bebé comprende el gesto de señalar a los 8 meses, pero solo es capaz de usarlo él mismo, a partir de los 10 meses. Es bastante posible que esto ocurra antes de que aprenda a hablar. Una vez que un bebé aprende a señalar, usará este Leer más…

Pareja de novios dándose la mano

Matrimonios efectivos


Tengo dudas de si la efectividad es un término que se pueda aplicar a una relación de pareja. Como ya sabes, la efectividad es la mezcla ideal entre eficacia y eficiencia.

Eficacia es conseguir objetivos. Y el objetivo del matrimonio podría ser vivir felices, cuidándo uno del otro, en la enfermedad, en la salud… etc. Hasta aquí vamos bien.

El problema viene con la eficiencia, que consiste en gastar los mínimos recursos posibles, sin dejar de conseguir los objetivos propuestos. Y… no sé yo. No creo que en el amor se pueda, ni se deba, economizar demasiado. Dile tú a tu pareja que en el último regalo de aniversario has sido muy eficiente. Claro, no hablo exclusivamente de dinero, sino de recursos como el tiempo o la atención.

(más…)