Desayuno frugal

Desayunar como un rey


Desayunar como un rey, comer como un príncipe, cenar como un mendigo: esta es la frase completa. No sé si la habrás oído. Es fácil de entender, la idea que se propone es desayunar fuerte, comer bien, pero sin demasiada abundancia, y cenar ligero. 

Según muchos, esta es la manera ideal de ingerir alimentos. No vamos a entrar aquí en materias de nutrición. He leído bastante de la temática, y actualmente estoy peor que antes. La cantidad de opiniones, todas ellas igual de expertas, es abrumadora. 

(más…)