Estamos rodeados de música. Pero, ¿qué es la música? Es ritmo, volumen, armonía, color, y mucho más, todo ello combinado en un arte inherente al ser humano. 

Algunos animales son capaces de seguir un ritmo y predecirlo, pero no pueden marcar un ritmo. 

Otros son capaces de diferenciar una melodía, y reaccionar de alguna manera al escucharla. Aún así, no saben lo que es un cambio de tono. Por ejemplo, si entrenas a ciertos pájaros a reaccionar a una canción en particular, y después le cambias el tono, pensarán que es una canción distinta. 

Muchos animales parecen realizar distintos rituales de baile, pero normalmente no van acompañados de música audible. 

Aunque los sonidos de otros animales son muy melódicos para nosotros, no se ha podido encontrar ninguna relación con el arte, más allá de la simple comunicación entre individuos de una misma especie. 

Por supuesto, ningún animal es capaz de sentir una canción en lo más profundo de su ser, mientras derrama alguna lágrima nostálgica.

No le verás componer una melodía nueva, y dejarla por escrito como legado a otras generaciones.

No construirá un stradivarius, ni lo comprará. No hará el tambor con un palo y un par de piedras.

Tampoco usará la música como incentivo para animarse, o para aumentar unas décimas su rendimiento deportivo.

Desconocerá los usos terapéuticos de la música, de cómo ayuda al aprendizaje, y nunca descubrirá que la música une a la gente.

No te dedicará una canción, ni bailará bajo la lluvia en símbolo de rebeldía. 

Sí, los animales se parecen en algunas cosas a los humanos. 

No, los humanos, aunque algunos lo parezcan, no son un animal más. 

No olvides aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Recuerda también que disponemos de la sección Compras Efectivas, donde hacemos recomendaciones de productos realmente útiles, eficaces y eficientes. ¡Échale un ojo! Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida compartiendo en tus redes sociales. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas.

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!


Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

0 commentarios

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.