Elefante y jinete

Jinete y elefante

Tabla de contenidos

Se podría comparar nuestra mente de mil maneras distintas, y aún así, seguiríamos sin entenderla del todo. 

Una de esas ilustraciones que escuché hace un tiempo decía que la mente es como un jinete montado sobre un elefante.

El elefante tiene la fuerza bruta para avanzar, pero necesita motivación, así como tener buena salud. 

Por supuesto, para llegar a un sitio en concreto, hace falta que le guíe un jinete experto. El jinete no necesita fuerza, sino conocimientos. Le hace falta tener un mapa, un destino, así como habilidades para saber llevar al elefante a donde quiera. 

¿Qué pasa si no le damos a cada uno lo que necesita? Pues imagina… el elefante haría lo que quisiera, sin control, destrozando todo a su paso. O lo contrario, el jinete se hartaría de intentar que el elefante se moviera, sin éxito. Al final, hartos los dos, cada uno se iría por su lado. 

Lo mismo sucede al intentar conseguir objetivos en la vida: debemos darle a ese elefante y a ese jinete que conviven en nuestra cabecita lo que necesitan.

Manteniendo fuerte al elefante

¿Cómo mantenemos fuerte al elefante? Con buena alimentación, descansando bien y haciendo ejercicio. 

Piensa en lo siguiente: Si te dieran a elegir entre fama, riqueza y juventud. ¿Qué elegirías? La mayoría responde lo tercero. 

Sin embargo, si te preguntan a qué dedicas tu tiempo, es posible que descubras que mucho de él está invertido en actividades impuestas por otros, sintiéndote obligado a hacer cosas para quedar bien, o por lo menos, para no desentonar demasiado en el sistema. 

Otra buena parte de nuestro tiempo va a generar riquezas, o por lo menos, a mantener un nivel de vida. 

Ahora bien… ¿cuánto de tu tiempo lo dedicas a hacer ejercicio, alimentarte correctamente, descansar, o eliminar hábitos malsanos mientras incorporas otros que te darán años de vida?

Recuerda algo importante: Si no gastas tiempo ahora en tu salud, lo gastarás más tarde en tu enfermedad. 

Manteniendo fuerte al jinete

¿Cómo le damos conocimiento al jinete? No dejando de aprender. Leyendo libros, escuchando podcasts, haciendo cursos, contratando asesoramiento… etc. 

Así que… pregúntate: ¿Cómo van tu elefante y tu jinete?

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… ¡que lo pases muy bien!

UN CURSO PARA ORGANIZARTE MEJOR Y LIBERARTE DEL ESTRÉS. SÚPER-SENCILLO, ADAPTABLE Y LISTO PARA APLICAR

Si quieres saber más sobre qué es la efectividad, y en qué se diferencia de la eficacia, la eficiencia o la productividad, puedes visitar el artículo Qué es efectividad. Además, si quieres conocer el significado y las diferencias de términos relacionados con la efectividad, como proceso, sistema, orden, organización… y muchos más, te recomiendo visitar nuestro glosario

¿Me ayudas compartiendo?

Me gustaría pedirte un pequeño favor. ¿Podrías echarme una mano compartiendo este artículo? Puedes usar el medio que prefieras. La idea es que más personas puedan ser más efectivas. Recuerda que dar produce felicidad, y que, en la unión, está la fuerza. 

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on pocket
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¡Cuéntanos qué te parece!

7 comentarios en “Jinete y elefante”

  1. Si no queremos enfermar la mente, debemos mantener el cuerpo feliz. así comprenderemos que la emfermedad es un estado del cuerpo y no de la mente.

    Responder
    • Hola Alfredo! Muchas gracias por tu interacción en la página. Es un «puntazo», como dicen por aquí. Yo creo que la mente y el cuerpo tienen una comunicación bi-direccional. Si el cuerpo está sano, la mente está contenta, como tú dices. Y si la mente está bien, libre de estrés, el cuerpo evita problemas. Un saludito!

      Responder
  2. Es una gran realidad, si no mantenemos el cuerpo y la mente sana y no apuntamos a objetivos claros y definidos el futuro es una tormenta.

    Responder
    • Hola Cristina! Gracias por pasarte por el blog y por participar. Sin duda, ese no es uno de tus “pecados”, jeje. Bueno, más allá de la broma, todos tenemos debilidades y también cometemos errores. Como también somos brillantes en otras cosas, y acertamos muchas veces. Lo importante es mejorar un poquito cada día. Un saludito!

      Responder
      • Jaja, no, ese no va a ser uno de ellos.
        Así es. Tenemos que aceptarnos tal y como somos, con nuestras virtudes y defectos, pero siempre intentando mejorar.
        Un saludo.
        Cris.

        Responder

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Cómo tener un escritorio ordenado, organizado y limpio
Jaír Amores
Cómo tener un escritorio limpio, ordenado y organizado

Para teletrabajar o para trabajar en una oficina, para estudiar, como despacho, como centro de control, para programar, editar, crear… un escritorio limpio, ordenado y organizado, es esencial. En este artículo vamos a ver ideas prácticas para que puedas montarte ese escritorio ideal; el escritorio perfecto. Además, veremos qué elementos debe incluir un escritorio para que nos ayude a ser más productivos.

Leer más »
Cómo ser más creativos
Jaír Amores
7 claves para ser más creativo

¿Te consideras alguien creativo? ¿Crees que hay personas más creativas que otras? ¿Quizá, que eso de la creatividad depende de factores genéticos o algo así? ¿Se nace siendo creativos o

Leer más »