Placa optimo

¿Es lo mismo optimización que efectividad?

Tabla de contenidos

Una duda que surge cuando hablamos de mejorar nuestros procesos, es si optimización es lo mismo que efectividad.

Si has leído más artículos de este blog, sabrás que la efectividad es la mezcla perfecta entre eficacia (conseguir resultados), y eficiencia (hacerlo gastando los mínimos recursos posibles).

Soy fiel defensor de que el concepto de efectividad puede mejorar nuestra vida de forma sustancial. Sobre todo si no nos olvidamos de las cosas importantes de la vida. Es decir, si no perdemos de vista el objetivo por el que queremos ser efectivos.

Ahora bien, optimizar es también una palabrita preciosa y muy potente. Por ejemplo, en la foto de cabecera de este artículo, verás una inscripción que dice: “Deo optimo maximo”, que significa “Dios todopoderoso”.

Optimizar no nos hará “todopoderosos”, pero encontrar el punto óptimo parece un buen objetivo. Así que, empecemos… ¿qué significa optimizar?

¿Qué significa optimizar?

Optimizar es mejorar el proceso hasta un punto, en el que ya es casi imposible mejorar.

Optimizar es en sí mismo un gasto de recursos, y, por lo tanto, parece contrario a la eficiencia. Digamos que optimizar se centra más bien, en mejorar la eficacia.

Claro, lo ideal es encontrar lo óptimo, lo mejor, pero, paradójicamente, el mismo proceso de encontrar ese punto puede no ser efectivo.

Hasta aquí todo parece lógico, y es la explicación que encontrarás si rebuscas en los confines de internet. Sin embargo, hay un par de factores a tener muy en cuenta.

¿Se puede optimizar sin perder efectividad?

En muchos campos, no hace falta reinventar la rueda. Ya ha habido un montón de profesionales que han probado las cosas hasta la saciedad, optimizando los procesos.

Así que, si simplemente nos fijamos en sus conclusiones, y las imitamos o implementamos, ya estaríamos consiguiendo optimizar, sin perder eficiencia, y por lo tanto, sin perder efectividad.

Por otro lado, se puede ser óptimo sin dejar de ser efectivo. Se da por sentado que lo óptimo es lo mejor, aunque no sea eficiente. Pero no tiene que ser así. Todo depende de nuestras premisas.

Por ejemplo: una empresa puede decidir que quiere vender x productos, gastando el mínimo de recursos. (Esto estaría totalmente alineado con la efectividad). Así que pone a trabajar a varios expertos para optimizar sus procesos. Al haber establecido unos principios basados en efectividad, en este caso, la optimización va a dar como resultado, irremediablemente, ser más efectivos.

Es más, sin un proceso de optimización, es muy complicado llegar a ser efectivos. Es difícil llegar a ser efectivos si no analizamos cuáles son los fallos, y cómo podemos mejorar.

La efectividad y la optimización son amigos

Como vemos, la efectividad y la optimización, son conceptos que se llevan muy bien.

En resumen, yo diría que la efectividad requiere de optimización, y que la optimización correcta, debería llevar a la efectividad.

Teniendo en cuenta esto, y juntando los dos conceptos, diríamos que la optimización es el proceso que nos lleva a lo óptimo, siendo esto, sinónimo de lo más efectivo.

Finalmente, juntando la ecuación, nos quedaría una frase interesante: “Optimiza y encontrarás efectividad. Optimiza y vencerás”.

¿Qué te parece? ¿Crees que he llegado a conclusiones correctas? Me encantaría saber tu opinión.

Optimiza y encontrarás efectividad. Optimiza y vencerás. – EfectiVida Clic para tuitear

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… ¡que lo pases muy bien!

UN CURSO PARA ORGANIZARTE MEJOR Y LIBERARTE DEL ESTRÉS. SÚPER-SENCILLO, ADAPTABLE Y LISTO PARA APLICAR

Si quieres saber más sobre qué es la efectividad, y en qué se diferencia de la eficacia, la eficiencia o la productividad, puedes visitar el artículo Qué es efectividad. Además, si quieres conocer el significado y las diferencias de términos relacionados con la efectividad, como proceso, sistema, orden, organización… y muchos más, te recomiendo visitar nuestro glosario

¿Me ayudas compartiendo?

Me gustaría pedirte un pequeño favor. ¿Podrías echarme una mano compartiendo este artículo? Puedes usar el medio que prefieras. La idea es que más personas puedan ser más efectivas. Recuerda que dar produce felicidad, y que, en la unión, está la fuerza. 

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on pocket
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¡Cuéntanos qué te parece!

2 comentarios en “¿Es lo mismo optimización que efectividad?”

  1. Hola Manuel! Como de costumbre, un comentario súper-acertado. Me ha hecho recordar a una palabra con la que no estoy de acuerdo: sobre-optimización. Creo que no se puede sobreoptimizar algo, ya que lo óptimo ya es lo mejor. Es como sobre-dimensionar. O se dimensiona o no, pero no se puede hacer más.
    Por otro lado, me encanta su ideología de buscar el desarrollo continuo. Que hoy sea peor que mañana, sin duda, parece buena idea.
    Un abrazo!

    Responder
  2. Para mi el término «optimizar», significa en el que llegas a un punto en el proceso en el que «todo es perfecto», y creo que eso lo pone en un punto más allá de mi, al que me va a ser imposible llegar. Prefiero funcionar, desde el término «desarrollo», por el que «siempre se puede ir un paso más adelante», sin que signifique que en algún momento se ha llegado «al óptimo», porque entiendo que no existe, ya que siempre se podrá ir un paso más adelante.

    Responder

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Entra uno, salen cuatro
Jaír Amores
Entra uno, salen cuatro

Las matemáticas no son perfectas. A veces, fallan. Un caso es una operación sencilla que aprendí cuando me interesé sobre el minimalismo. La idea es limitar la cantidad de objetos

Leer más »
Cómo hacer un barrido digital
Jaír Amores
Cómo hacer un barrido digital

¿Hace cuánto no haces un «barrido digital»? En entornos físicos, es bastante más sencillo hacer limpieza y hasta aplicar el minimalismo, pero… ¿qué pasa con todo lo que guardamos en

Leer más »