Tocar una mente

De mentes cerradas

Tabla de contenidos

Dicen que las mentes son como los paracaídas. Si no se abren…

El problema de una mente cerrada es que ahí no entra nada. 

Da igual que hablemos del color de la piel o de una frontera imaginaria dibujada en un papel. ¿Es distinto? Entonces es malo. 

La persona corta de miras no entenderá que eso nuevo es mejor, y que hay que probar para descubrir, y descubrir para mejorar. Se resistirá como nadie al cambio, y argumentará sin sentido repitiendo las mismas falacias, quizá creyendo que la iteración las convertirá en cómodas verdades. 

¿Una dieta más saludable? ¡No hay que irse a los extremos! De algo hay que morir…

¿Una forma más efectiva de hacer las cosas? Siempre lo he hecho así, y me va bien. 

¿Aprender algo nuevo? ¿Perdón? ¿Para…? ¿Cuánto me pagan?

Eso sí, el miope mental sabe obedecer órdenes sin cuestionarlas. Lo hace casi tan bien como mandar a sus subordinados a golpe de gritos. Es un peón perfecto en el tablero de la vida. Un currante nato, una persona “normal”. 

Pero hay una cosa que se le da bien por encima de todo. Fastidiar.

Sí, fastidiar a quien no piense como él. Sacar de sus casillas a las mentes más brillantes, mientras disfruta poniendo trabas a cualquier mínimo progreso. 

Como quitarle el hueso a un perro

Se puede comparar a intentar quitar un hueso a un perro. ¿Lo has intentado alguna vez? 

Si lo has hecho, probablemente lo que ha ocurrido es que el perro lo ha mordido con más fuerza, incluso gruñendo.

¿Cómo quitárselo? Muy sencillo. Ponle un buen chuletón cerca, y verás como él solito suelta el hueso y se va a por el chuletón. Y mientras está entretenido, puedes quitarle el hueso. 

Este pequeño ejemplo sirve también con la forma de convencer a otros, o, por decirlo así, en cómo quitarles esos “huesos mentales”.

En vez de esforzarnos por convencer al otro de que su forma de pensar es incorrecta, lo que hacemos es mostrarle una mejor forma de pensar. Le hacemos ver los resultados, y lo “guay” que sería si actuara de esta otra manera. 

Lo más probable es que la persona, incluso siendo un tanto orgullosa, termine por cambiar de opinión. 

Claro, hay que pensar bien en el «coste» del chuletón. ¿Realmente merece la pena hacer cambiar de opinión a otros? ¿Estamos dispuestos a asumir el precio?

En muchos casos, la pregunta está equivocada, y en realidad, hay otras más importante. La cuestión es: ¿Para qué quieres entrar ahí? ¿Por qué darte golpes contra la pared? ¿Tiene sentido razonar con quien no usa el raciocinio? ¿Para qué quitarle el hueso al perro? ¿Para qué perder el tiempo enseñando a sumar a un burro? ¿Se puede realmente entrar si la puerta está cerrada por dentro?

Mejor busca mentes abiertas, pide permiso y mira dentro a ver qué tal.

Sigue descubriendo vidas, mientras dedicas tu tiempo y tus esfuerzos en construir tu casa. Una con grandes ventanales, con vistas a exóticos paisajes. 

Eso sí, deja tú, tu puerta abierta.

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… ¡que lo pases muy bien!

UN CURSO PARA ORGANIZARTE MEJOR Y LIBERARTE DEL ESTRÉS. SÚPER-SENCILLO, ADAPTABLE Y LISTO PARA APLICAR

Si quieres saber más sobre qué es la efectividad, y en qué se diferencia de la eficacia, la eficiencia o la productividad, puedes visitar el artículo Qué es efectividad. Además, si quieres conocer el significado y las diferencias de términos relacionados con la efectividad, como proceso, sistema, orden, organización… y muchos más, te recomiendo visitar nuestro glosario

¿Me ayudas compartiendo?

Me gustaría pedirte un pequeño favor. ¿Podrías echarme una mano compartiendo este artículo? Puedes usar el medio que prefieras. La idea es que más personas puedan ser más efectivas. Recuerda que dar produce felicidad, y que, en la unión, está la fuerza. 

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on pocket
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¡Cuéntanos qué te parece!

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Jaír Amores
Nos falta más naturaleza

Estaba hoy comiendo frente al mar, después del trabajo, y me puse a pensar en cómo nos relacionamos los seres humanos con la naturaleza. La conclusión a la que llegué

Leer más »
No tengas metas
Jaír Amores
No tengas metas

¿Cansado de no conseguir resultados? ¿De ir detrás de una meta, y después otra y otra, como en un ciclo interminable? Igual resulta que la solución está en… no tener

Leer más »
¿Vaso medio lleno o medio vacío?
Jaír Amores
Teorías sobre vasos

¿Está el vaso medio lleno o medio vacío? ¿Cómo saber cuánto pesa un vaso de agua sin pesarlo? ¿Y cómo limpiar un vaso con agua sucia sin vaciarlo? En este

Leer más »