No hablaremos hoy de cómo desbancar a Tesla y sus coches eléctricos. Pero sí de cómo una sola persona puede ser capaz de construir su propio vehículo totalmente eléctrico.

El protagonista de la historia de hoy es Carlos Rodríguez de Santiago, profesor de educación física de Cartagena.

Fue capaz de construir su propio coche eléctrico principalmente gracias a tutoriales de youtube. También le ayudó la Wikipedia, y consultas que hizo a algún amigo.

Tardó 6 años. El coste total del proyecto ha sido de 35.000 euros. Aunque empezó “la casa por el tejado” con el diseño, se enfrentó a tareas muy técnicas, como la de construir sus propias baterías eléctricas. Su coche se ha llamado Purecar.

¿Cuál ha sido la clave de este logro?
Carlos nos da 2 ideas:

1. “Practicamente todo lo que he aprendido lo he aprendido de Internet. De youtubers y de la Wikipedia”.

(Atrás quedaban aquellos tiempos en los que decías que lo habías visto en la wikipedia y se reían de ti. Recuerdo una pequeña conferencia en la que cité de la wikipedia, y cuando terminé, un amigo vino a decirme que cómo se me ocurría. La siguiente ocasión, añadí la coletilla “wikipedia, una enciclopedia online muy documentada”. Ahora escucho a muchos citarla). Esto si hablamos de la wikipedia, imagina decir en una charla hace unos años que lo habías visto en un tutorial de youtube.

2. “Lo de hacer cualquier cosa, sobre todo algo que es un proyecto largo o complicado, depende únicamente de la constancia. No depende de que seas listo ni de que tengas talento. Poco a poco te haces cualquier cosa, una nave espacial para irte a Marte. Tú, en tu taller”.

¿Qué aprendemos?

Valga la redundancia, que puedes aprender de todo lo que quieras.
Las mejores fuentes de información no son las tradicionales. Lo más importante es la honradez de quien enseña, su interés en ayudar y su experiencia propia.

Muchos se auto-limitan porque piensan que no son capaces de, pero lo importante es la constancia.

ENLACES DE INTERÉS:

FRASE ÉPICA:

“Procura siempre tener más proyectos que recuerdos” – Risto Mejide Clic para tuitear

Si lo que has leído te ha resultado útil, solo te pido una cosa: compártelo. Piensa en alguien a quien pueda ayudar esta información, y mándale un Whatsapp, o un mail, o simplemente difunde este artículo en la red social que uses. Recuerda que dar produce felicidad, y que, en la unión, está la fuerza. El objetivo es que más personas puedan ganar efectividad, y mejorar así sus vidas.

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!


Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado; tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria, España. (Sí! El paraíso!) Desde muy chico, ya me atraía la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, automatizando tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Estoy convencido de que la efectividad y la productividad personal son fundamentales, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida. Porque, ¿de qué serviría ser efectivos si no nos hace más felices?

2 commentarios

JJ Zaratruciano · 09/05/2019 a las 6:00 pm

Excelente tema Jair! esto refuerza mi idea de que hay miles de caminos alternativos para todo. La constancia y la entretención pueden hacer maravillas. Un abrazo

    Jaír Amores · 10/05/2019 a las 8:54 am

    Gracias JJ! Tienes toda la razón. Un abrazo y gracias por pasarte por el blog. Saludos!

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.