Calendario viejo

41 cosas que aprendí a los 41

Tabla de contenidos

Dicen que los 40 son la cima de un hombre, y que, a partir de ahí, comienzas a descender el monte. No estoy de acuerdo. Al contrario, aunque el cuerpo no responde como uno quisiera, tampoco va mal. La experiencia y los diferentes logros pueden permitir disfrutar un poco más de la vida. Eso sí, tienes que seguir esforzándote y escalar a una cima más alta.

En el momento en que escribo este artículo, tengo 41. Así que me he animado a expresar cosas que he ido aprendiendo en el camino. No todas las he encontrado con 41. Pero creo que los años pasados sí te permiten a llegar a conclusiones con cierta claridad.

Tampoco están aquí todas las cosas que he aprendido, pero sí las que primero he recordado, y que creo son de las más importantes.

Escribiré los puntos como si fueran para mí, así que no los veas como consejos para ti, sino como un simple ejemplo de un habitante del planeta más. ¡¡Vamos allá!!

  1. El mundo cambia demasiado rápido. El tiempo transcurre a toda velocidad. Cada día que pasa, el tiempo es más caro.
  2. En esencia, la gente no suele cambiar. Nosotros no solemos cambiar.
  3. No todo es lo que parece. Con frecuencia, la gente enseña una preciosa máscara mientras oculta la triste realidad.
  4. Cuanto menos juzgues a otros, más libre serás. La mayoría del tiempo que has dedicado a hablar de otros, habrá sido tiempo tirado a la basura.
  5. Cuanto más mayor eres, más difícil es tener buenos amigos.
  6. Si lo piensas, los amigos perdidos en el camino te enseñan lecciones valiosas. Nunca terminas de conocer a alguien.
  7. No puedes mantener muchas amistades verdaderas al mismo tiempo. No puedes perder tu tiempo haciendo y deshaciendo amigos. Ahora hay un filtro que antes no existía. Ojalá lo hubiese tenido antes.
  8. No es lo mismo una casa que un hogar. Cuida de los tuyos. La familia, salvo raras excepciones, siempre estará ahí.
  9. Nunca es tarde para aprender. Nunca es tarde para tener un hobbie. Nunca es tarde para volver a ser niños.
  10. Cuantas más cosas hagas, menor será la calidad de las mismas. Tener enfoque es esencial. Si te colapsas, para y simplifica.
  11. No vale la pena ocultar nuestros gustos y opiniones. Ser sincero tiene resultados impredecibles a corto plazo, pero a largo plazo, te libra de muchos problemas.
  12. La mayoría de las compras realizadas eran innecesarias. Un objeto requiere comprarlo, guardarlo, mantenerlo, limpiarlo, usarlo, repararlo… Menos es mas.
  13. Los recuerdos más bonitos fueron los más baratos. Pasar tiempo con amigos y en familia siempre es una buena inversión.
  14. El dinero es un medio para un fin, no el fin en sí mismo. El dinero no da la felicidad, pero no tener suficiente, te la quita.
  15. La vida va de dar, no de pedir.
  16. Mucho de lo que aprendí en el colegio e instituto no me sirvió de nada. En esto, los cambios no han sido tan rápidos. Debieron enseñarnos finanzas, gestión de la atención, auto-conocimiento y muchas cosas más en el colegio. Cuanto antes se lo enseñemos a nuestros hijos, mejor para ellos.
  17. Leer mucho marca la diferencia. Leer te abre las puertas a mundos infinitos.
  18. Las dos mejores cosas que se pueden aprender son aprender a aprender, y aprender a hacer. La persistencia solo es útil si va acompañada de inteligencia.
  19. La cantidad de información disponible no se corresponde con la aplicada. Mejor saber 2 cosas y hacerlas, que saber 1000 pero no vivirlas.
  20. El descanso es necesario, pero el cuerpo no pide cuentas por noches sin dormir. Disfruta de vez en cuando. Reflexiona todos los días.
  21. Tener un sistema de organización personal te cambia la vida. Sistematiza todo lo que puedas.
  22. Tener razón es subjetivo. Es mejor cumplir objetivos.
  23. Intentar convencer a otros argumentando no suele compensar el desgaste. Tus actos y tu ejemplo serán la mejor motivación, pero también una fuente de envidia para otros.
  24. Valora cualquier consejo, aunque venga en forma de crítica. Pero piensa con calma antes de actuar. A más importante sea la decisión, más tiempo hay que dedicar a analizarla.
  25. Ante las críticas injustas, el silencio, la mejora continua y el tiempo son las mejores respuestas. Sigue caminando y no te detengas.
  26. Si no te cuidas tú, difícilmente podrás cuidar de otros. Si no te cuidas tú, no esperes que otros te cuiden.
  27. El cuerpo humano tiene una capacidad de adaptación espectacular. En cuestiones de salud, mejor no ser extremista.
  28. Logré cosas que nunca pensé que lograría. Me gustaron cosas que nunca pensé que me gustarían. Pero hay que probar. La resiliencia te agranda la vida. Todo está en la mente, sobre todo, tus límites.
  29. Habría sido mejor empezar a cuidar la alimentación antes. Habría sido mejor dejar de usar el reloj antes. Habría sido mejor haber hecho muchas cosas antes.
  30. No esperes ayuda, pero acéptala y agradécela si te la dan. Cuando hay que pedir ayuda, hay que pedirla.
  31. El respeto y el cariño no se piden, se ganan, y se ganan con esfuerzo constante, con pequeñas cosas, con actos sinceros. El respeto y el cariño se pueden perder fácilmente.
  32. La colaboración con otros es esencial, y asesorarse es imprescindible, pero las cosas realmente importantes las tienes que decidir tú solo.
  33. Los deseos, objetivos y metas son causa de frustración si no se cumplen. Si los tienes, asegúrate como sea de cumplirlos, y si no, mejor no los tengas.
  34. El tiempo que pasas dudando, desde que tomaste una decisión y la llevaste a cabo, es tiempo perdido en tonto. Si lo vas a hacer, hazlo pronto.
  35. Puedes defraudar a otros, pero lo peor es traicionar tus principios.
  36. Nadie te obliga a hacer nada. Las decisiones, así como las consecuencias, son nuestras.
  37. Los logros y las derrotas son acumulativos. Las decisiones que tomaste con 20 repercuten en lo que te pasa con 40.
  38. Haz que las cosas sucedan. Sé proactivo, no reactivo. Si quieres algo, tendrás que ganártelo. Las cosas buenas no suceden por casualidad. A grandes resultados, grandes sacrificios.
  39. Primero es ser, después hacer, y finalmente tener. No hipoteques tu felicidad a tener cosas. Sé feliz con lo que eres y con lo que tienes.
  40. Nunca estarás suficientemente agradecido, ni serás suficientemente generoso. Practica el dar, y agradece.
  41. No es un día menos, es un día más. No es una hoja arrancada del calendario, sino una más que hemos escrito en nuestro diario.

¿Qué te ha parecido? ¿Tienes tú también tu propia lista de cosas aprendidas?

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… ¡que lo pases muy bien!

UN CURSO PARA ORGANIZARTE MEJOR Y LIBERARTE DEL ESTRÉS. SÚPER-SENCILLO, ADAPTABLE Y LISTO PARA APLICAR

Si quieres saber más sobre qué es la efectividad, y en qué se diferencia de la eficacia, la eficiencia o la productividad, puedes visitar el artículo Qué es efectividad. Además, si quieres conocer el significado y las diferencias de términos relacionados con la efectividad, como proceso, sistema, orden, organización… y muchos más, te recomiendo visitar nuestro glosario

¿Me ayudas compartiendo?

Me gustaría pedirte un pequeño favor. ¿Podrías echarme una mano compartiendo este artículo? Puedes usar el medio que prefieras. La idea es que más personas puedan ser más efectivas. Recuerda que dar produce felicidad, y que, en la unión, está la fuerza. 

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on pocket
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¡Cuéntanos qué te parece!

6 comentarios en “41 cosas que aprendí a los 41”

  1. Jaír… ENHORABUENA por el post. Aunque todavía no tengo los 41 (por poco, pero voy detrás de ti) estoy de acuerdo en todas y cada una de las 41 reflexiones. Lo difícil es tenerlas siempre presentes. FELIZ 2020.
    Un fuerte abrazo,

    Responder
    • Hola Raúl! Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que me he “desnudado” un poco en este artículo. Por otro lado, son enseñanzas que todavía tengo que aplicar. Como dices muy acertadamente, tenerlas presentes siempre es muy difícil. Un fuerte abrazo Raúl!

      Responder

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Cómo hacer un barrido digital
Jaír Amores
Cómo hacer un barrido digital

¿Hace cuánto no haces un «barrido digital»? En entornos físicos, es bastante más sencillo hacer limpieza y hasta aplicar el minimalismo, pero… ¿qué pasa con todo lo que guardamos en

Leer más »
Bandeja de entrada del mail
Jaír Amores
Descansando del mail

La foto de cabecera es una captura de pantalla de mi móvil. Normalmente analizo el correo electrónico desde el ordenador. Allí tengo varias cuentas de correo que gestiono desde la

Leer más »