Ahora que llegan los fríos, siempre viene bien ir preparándose. Desconozco el motivo, pero parece que a muchos nos cuesta, sobre todo, calentarnos los pies. Pero para todo hay solución, ¿no? Aquí tienes un calentador de pies ideal para no pasar frío.


Comprar gafas con lupa y luz led

¿Por qué este calentador de pies es una compra efectiva?

Veamos algunas de las características más interesantes de este calentador para pies.

✅ Válido para diferentes tamaños de pie

Tamaño calentador de pie para diferentes tallas

Como se puede apreciar en la imagen de arriba, tiene 23cm de largo, y 30cm de ancho. Estas medidas son válidas para un pie de una talla de zapato del 46. Obviamente, entran pies de tamaños mucho más pequeños.

✅ Forro interior lavable

Forro interior desmontable y lavable

El forro interior se puede desmontar fácilmente, y lavar a 30º, en la lavadora.

La textura es bastante suave, con un tacto esponjoso, lo que amplía la sensación de calor. Además, es transpirable.

Según explica el fabricante, el tejido cumple con la norma Oeko-Tex Standard 100. Esta norma es una certificación independiente para productos textiles, que garantiza unos mínimos de calidad en el proceso de fabricación. Además, los estándares exigidos nos dan la confianza de que los materiales no son nocivos para nuestra salud.

✅ 3 temperaturas y auto-apagado

3 temperauras y auto-apagado después de 90 minutos

Este calentador para pies tiene 3 modos de temperatura. Su potencia, de 100W, permite que se caliente bastante rápido. Según algunas pruebas, se empieza a notar el calor en tan solo 20 segundos.

Aunque cada persona tiene una sensibilidad distinta al calor, y dependerá del frío exterior, según los comentarios de los clientes, el calor no es excesivo, lo cual es lógico (queremos un calentador de pies, no un brasero). Aún así, las valoraciones de este producto son las más altas de los calentadores de pies, y por eso lo he escogido. De todas formas, por si quieres comparar, aquí tienes otros modelos:

Un detalle importante: dependiendo de dónde lo pongas, calentará más o menos. Si lo colocas encima del suelo, y este está frío, obviamente, su eficacia se verá mermada. Por eso es muy recomendable, colocarlo sobre una alfombra. Así también evitamos que se ensucie demasiado.

Otro truco para aumentar el calor es tapar la parte superior con un pequeño paño. Así evitamos que se disipe demasiado.

Por otro lado, se apaga automáticamente a los 90 minutos de uso. Este último punto es muy importante, ya que evita el riesgo de sobre-calentamiento. Para que continúe calentando después de este tiempo, simplemente tienes que apagar y encender desde el mando.

El cable de conexión a la red eléctrica (220W) tiene un largo de 2,5m.

Un calentador de pies para no pasar frío

En resumen, este calentador de pies cumplirá las expectativas de la mayoría, por un precio bastante razonable.

Puedes comprarlo para ti, o también para regalar. Seguro que se te ocurren muchas personas a las que les vendría bien.

Lo puedes usar si tienes problemas de circulación, o para calentar los pies mientras ves una peli, o mientras trabajas en la oficina, o para calentar los pies después de un día en el campo, o para cualquier otra cosa que se te ocurra.

Sea como sea, conseguirás por fin mantener los pies calentitos.



🔥 OFERTA DESTACADA 🔥

Organizador de baterías con comprobador extraíble


Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

A %d blogueros les gusta esto: