Less is now (Minimalismo y efectividad parte 2)

Coincidiendo con el caótico inicio del 2021, los archiconocidos «The minimalist» (Josua Fields y Ryan Nicodemus) han vuelto a la carga con su segundo documental en Netflix: Less is now. Lo cierto es que, ahora más que nunca, menos es más. Y eso… eso es efectividad.

Minimalismo y efectividad

La efectividad consiste en lograr objetivos gastando pocos recursos. Y es esta segunda parte, la de la eficiencia, la que tiene mucho que ver con el minimalismo. Creo que la efectividad es minimalismo con sentido. Lo simple funciona; es un hecho. Mi forma de ver el minimalismo no consiste en tener menos simplemente por tener menos, como algunos referentes que ponen retos un tanto extremos, tipo «Ten solo 30 objetos en tu vida».

Más bien creo que debes tener los objetos mínimos e imprescindibles para conseguir lo que tú consideres importante en tu vida. Normalmente serán más de 30, muchos más. Sobre todo si tienes familia. Pero quizá necesites menos. Todo depende del objetivo, y este, a su vez, depende de tu «porqué».

Tengo otro artículo sobre minimalismo y efectividad, así que no me voy a centrar mucho en esta relación. Quiero contarte algo que me ocurrió hace tiempo y que tiene mucho que ver con el minimalismo, con la efectividad, y con la vida.

Minimalismo y las cosas importantes de la vida

Comencé con este blog a principios del 2018. Al principio fue un hobbie. Pero pasado un tiempo, empezaron a revolotear mariposas en el estómago, y me imaginé trabajando ayudando a otros a ser más efectivos.

Contacté con algunos referentes en diferentes temáticas para consultar qué les parecía el proyecto. La primera sorpresa fue que la mayoría me contestaron. Uno de ellos me respondió con un correo tremendamente directo, explicando todos los fallos que tenía mi web y por qué pensaba que el proyecto estaba mal enfocado.

Podía haberme dolido o desanimado, pero en realidad, ¡estaba pidiendo precisamente eso! Así que le respondí con un correo bastante elaborado dando muchísimas gracias. Sus comentarios fueron oro para mí. Para esta persona que había sido 100% honesta conmigo, pero también muy dura, que le diera las gracias fue una sorpresa, así que se ofreció a ayudar en lo que pudiera. Así fue.

A raíz de sus sugerencias, hice algunos cambios. Pero hubo algo que no acepté. Él me dijo que la frase de cabecera, la de «EfectiVida: efectividad sin olvidar las cosas importantes de la vida» no tenía gancho.

Pero esta era mi frase de guerra. ¿De qué te sirve ser efectivo si te olvidas de lo esencial, de la amistad, del amor, de la espiritualidad? La efectividad, tal como el minimalismo, debe tener un motivo alineado con la vida.

Como puedes ver, mi frase de guerra permanece en toda la web, y es el inicio del podcast EfectiVida.

Así que no sabes la ilusión que me hizo ver el nuevo documental de The Minimalist. Una y otra vez, repiten la misma frase: «las cosas importantes de la vida». Con cada repetición, mi sonrisa interior iba aumentando. Mi mujer, que estaba viendo el documental conmigo, se reía. «¡Al final vas a tener razón!»

Sin olvidar las cosas importantes de la vida

En el documental, que te recomiendo totalmente, los autores repasan con una transparencia pasmosa como fue su vida de pequeños, y por qué decidieron vivir el minimalismo. Ahora, llenos de fama, explican cuál es su forma actual de ver el minimalismo.

Uno podría pensar que, dado que fueron los que iniciaron el movimiento, deberían ser muy estrictos, pero en el documental verás a dos seres humanos, con sus debilidades, con sus necesidades, como todos. Y sí, siguen siendo minimalistas, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

Como te digo, te lo recomiendo mucho. Será una hora muy bien invertida, y probablemente te tocará adentro bastante más que una serie de ciencia ficción.

Eso sí, más allá del documental, quiero hacerte llegar una reflexión.

Estamos hechos para vivir, y para hacerlo siendo felices. Estoy convencido de que la efectividad mejora la vida, al igual que el minimalismo. Pero ambas cosas son herramientas, no el fin. Por eso, nunca olvides tus principios. Si tienes, como yo, una frase de guerra que resuena en tu interior, mantenla. Da igual que no sea muy comercial o que no tenga gancho. Lo importante es ser consecuente con lo que quieres lograr.


Resumiendo

Minimalismo y efectividad tienen mucho que ver. Según yo lo veo, ambas cosas deberían ayudarnos a conseguir nuestros objetivos. En el documental Less is Now podrás ver un reflejo muy interesante de un minimalismo con sentido. Y todo… sin olvidar las cosas importantes de la vida.