Leí en el libro «El método HABLA», que establecer un objetivo es como elegir una semilla. Me gustó la analogía, porque, al fin y al cabo, en la vida, no hacemos sino elegir semillas, plantarlas, y cosechar su fruto.

RESUMEN DEL AUDIO:

Si tú siembras naranjas, ¿qué va a salir? Naranjas. Y así todo.

Tú puedes regar más, tener mejor tierra, y tener más o menos naranjas, o naranjas mejores o peores, pero tendrás naranjas.

(Si la vida te da limones, haz limonada)

El problema es que muchas veces nos ponemos objetivos y no los planificamos (eso no es objetivo, es deseo. Es como querer naranjas en tu finca, pero no plantar nada). Otras veces los planificamos perfectamente, pero no establecemos el por qué. (Es como decidir que quieres naranjas, y planificas como podar, como regar, pero no eliges la semilla)

¿Qué es la semilla? Es el por qué, la motivación, la idea. Es eso que siente en el corazón y en el estómago.

Una persona quiere escribir un libro, planifica el cómo, Pero falta la semilla. ¿Por qué quiere escribir? ¿Para forrarse, para ser famoso, para ayudar a otros, para alimentar a su familia? ¿De qué va a hablar su libro? ¿Es algo que lo ha emocionado a él mismo? Todo esto es la semilla.

¿Por qué es importante elegir la semilla?
Porque de ello dependerá, no solo el resultado, sino si hay resultado.

El bambú gigante

Bambú gigante – Deddrocalamus giganteus (no pasa nada al principio, después crece enorme) – https://es.wikipedia.org/wiki/Dendrocalamus_giganteus
Llega a medir 42 metros. En condiciones favorables, puede crecer hasta 4 dm por día

Son objetivos a muy largo plazo, que parece que no avanzan: proyectos web, empresas basadas en dar para recibir, proyectos muy ambiciosos o muy grandes como ir a la luna. Hay que estar preparado para ese tiempo en el que no pasa nada. 

Secuoya

Secuoya (crecimiento constante, muy duradero)

Son proyectos en el que tienes que trabajar todos los días para salir adelante. Tienes que ser capaz de aguantar muchos problemas que irán surgiendo. Podrían ser trabajos de servicios, como un taller de reparación, o montaje. Una tienda… La clave aquí es la constancia y la resolución de conflictos.

Hiedra

Enredadera (crecimiento muy rápido, necesita de otros para sustentarse, no dura mucho); Capaz de subir hasta 30 metros de altura y de derrumbar muros.

Son proyectos basados en el networking. Tienes que ser capaz de generar mucho movimiento en poco tiempo. Capaz de establecer relaciones provechosas con otras personas. Preparado para dejar morir la planta cuando sea necesario para no asfixiar a los proveedores o socios y que todos mueran. 

Lean startups. Aplicaciones webs, inventos…

Podríamos poner más ejemplos. Dependiendo de la semilla, nuestros objetivos serán unos u otros. Nos ayudará a saber cómo atender el crecimiento y a saber qué esperar.

Lo que nunca debemos hacer es no sembrar.
¿Si siembras naranjas? Naranjas. ¿Peras? Peras. ¿Si no siembras nada? ¿nada? ¡NOOO! Mala hierba. Mucha gente, al no escoger la semilla, tienen mala hierba, que es peor que no tener nada. (Yuyos en argentino)

¿Cuál es tu semilla?

ENLACES DE INTERÉS:

FRASES ÉPICAS:

Las acciones son las semillas de los hechos donde crece el destino – Harry Truman Clic para tuitear

No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:1    Promedio:5/5]

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: