Una de las cosas que hacen famosas las noches Madrileñas son las tapas. Sobre todo, en los días más calurosos del verano, en los que nadie se aventura a salir en pleno sol, se observan multitudes ingentes aprovechando la noche para refrescarse en las calles del centro de Madrid.

Dicen que Madrid es uno de los sitios del mundo con más bares. No sé si será verdad. Lo cierto es que en muchos de ellos te sirven la bebida que pidas, y de regalo, te ponen una tapa (un plato pequeño). Y este sistema… triunfa. Tiene su propio verbo: «ir a tapear».

Una de las tapas que recuerdo con cariño y que más me gustan es la de «patatas bravas». O como se diría en Canarias, «papas bravas». Son, simplemente, papas con una salsa bastante picante. ¡Me encantan!

En general, España se ha hecho famosa en el extranjero por su cultura del «tapeo». Picando en la foto de abajo tienes un enlace a una interesante lista de las 10 tapas más famosas para los extranjeros:

Tapas españolas famosas entre los extranjeros

El truco de las tapas

Pero hay truco. ¿Por qué iba alguien a servirte totalmente gratis una tapa, si solo has pagado la bebida? La razón es que el picante te va a obligar a pedir más bebida. Podría incluso crearse un ciclo infinito. Parece ser que a más de uno se lo han llevado por intoxicación de cerveza y papas bravas, jejeje.

Más allá de la broma, es bueno tener en cuenta que nadie da nada gratis. Aunque lo de la salsa de las papas bravas es evidente, el efecto se da en la mayoría de las tapas que contienen sal. El restaurante gana de muchas maneras. Te da una tapa gratis, con lo que te vas con la sensación de haber ganado algo. El precio de la bebida está inflado, de tal forma que la tapa en realidad ya la has pagado. Y, además, probablemente la tapa te va a incitar a pedir otra bebida.

Tecnología gratuita

Haciendo una comparación con las tapas de papas bravas, ¿cuántas veces se nos «tima» con el mismo efecto?

Aplicaciones gratis, pero que usan nuestros datos a su antojo, juegos adictivos que, en principio son gratuitos, pero que después te piden dinero para seguir jugando cuando ya te tienen enganchado, servicios de música o libros que te dan un montón de contenido gratis hasta que alcanzas unos límites y te ves obligado a pagar…

Aplicaciones aparentemente gratuitas

El efecto «tapas de papas bravas» a tu favor

Por otro lado, ¿podrías aprovechar este efecto a tu favor? Por ejemplo, ¿podrías realizar algún tipo de multi-tarea efectiva? Una idea que se me ocurre es hacer ejercicio aprendiendo a bailar. Otra: Oír podcasts educativos mientras conduces. Escuchar música que te gusta al mismo tiempo que realizas una actividad que te resulte tediosa, como quizá, planchar la ropa.

Intenta ser creativo y mezcla cosas que te animen a continuar, a pedir «otra tapita». Aprovecha este efecto con sesiones cortas. Una tapa es eso, un plato pequeñito, no una cena. Cambia entre tareas al poco tiempo. Como los madrileños que cambian de bar al rato porque en el otro sirven unas tapas distintas.

En resumen, piensa que NUNCA una empresa te dará algo gratis sin interés. SIEMPRE debes preguntarte dónde está el truco. Al mismo tiempo, intenta aprovechar los efectos en tu vida personal para tu beneficio.


No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Recuerda también que disponemos de la sección Compras Efectivas, donde hacemos recomendaciones de productos realmente útiles, eficaces y eficientes. ¡Échale un ojo! Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:1    Promedio:5/5]

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

0 commentarios

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: