Seguramente has oído hablar del minimalismo. Aunque en sus orígenes se trataba de una corriente arquitectónica, hoy en día se suele hablar más bien de poseer menos objetos. La persona minimalista decide conscientemente vivir con poco; prefiere vivir experiencias. Un lema muy conocido es: “Ama a la personas, usa las cosas, no al revés”. Algunos minimalistas llegan incluso a vivir con menos de 100 cosas. Otros se ponen retos como el de no comprar ningún objeto durante 1 mes, o 1 año. Y tú te estarás preguntando, y entonces, ¿cómo me va a ayudar el minimalismo a comprar?

RESUMEN DEL AUDIO:

Personalmente no creo en el minimalismo 100%. Algunas personas minimalistas parecen más bien anacoretas, cenobitas, ascetas o eremitas (algunas, y sin entrar en si está bien o mal).

Creo que tiene muchos conceptos interesantes, pero también pienso que el objetivo no es tener menos cosas, sino que el tener menos cosas es el medio para un fin. En esto tiene que ver mucho la efectividad. Ser efectivo envuelve ser eficiente. Y la eficiencia tiene mucho que ver con ahorrar recursos. Es decir, tener menos.

Pienso que en el equilibrio está la clave. Hay que tener lo mínimo que te haga sentir bien y que cumpla sus objetivos, siempre por debajo de tus posibilidades.

Un objeto de decoración quizá no sea muy minimalista, pero a lo mejor es justo lo que necesitas para que tu casa sea un hogar y no un pasillo de un hospital.

Ahora bien, hay muchas cosas buenas. De hecho, el minimalismo te puede ayudar a hacer compras efectivas. Primero, porque te obliga a pensar si realmente lo necesitas. Y eso es efectividad.

Por otro lado, el minimalismo tiende hacia tener pocos objetos. Así que en vez de tener 5 objetos para una misma cosa, compras un único objeto de calidad que sirva para lo mismo.

Ejemplo: Un teléfono móvil caro: es una cámara, es un libro, es una agenda, un block de notas, una grabadora, un despertador… todo integrado.

Claro, una persona derrochadora compraría una cámara, un libro electrónico, un despertador… Mientras que un minimalista compraría un móvil de calidad.

Otra cosa más, como el minimalista no le gusta comprar, lo que compra debería ser de calidad. Porque no es lo mismo ser minimalista que rácano. Una frase minimalista es: “maximalista no es solo el que acumula, sino también el que cambia las cosas constantemente”.

Así aumentaría la efectividad de su compra. Se cumple lo de “lo barato sale caro”.

Desde el punto de vista de la efectividad, la tecnología de calidad y con sentido, así como los artilugios capaces de ahorrarte trabajo, son ideales.

ENLACES DE INTERÉS:

*El Twitter de Compra_Efectiva ha sido eliminado y todos los artículos estarán incluidos en el Twitter EfectiVida.

FRASES ÉPICAS:

“Compra menos, elige bien, y haz que dure” – Vivienne Westwood Clic para tuitear

No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Recuerda también que disponemos de la sección Compras Efectivas, donde hacemos recomendaciones de productos realmente útiles, eficaces y eficientes. ¡Échale un ojo! Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:2    Promedio:5/5]

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

4 commentarios

jrgsanta · 09/06/2019 a las 10:16 am

Genial, muchas gracias por el artículo.

    Jaír Amores · 09/06/2019 a las 7:22 pm

    Hola! Muchas gracias a usted por pasarse por aquí, y por comentar. Saludos!

Acanariados · 08/06/2019 a las 10:15 am

Me gustó mucho este artículo, yo veo el minimalismo de la misma forma, tener los objetos justos y necesarios para que tu vida será más eficiente y que a la vez te hagan feliz. A mi este concepto me ha ayudado a no comprar de forma impulsiva, y la sensación cuando compras es mucho más satisfactoria, porque sientes que estás comprando algo que realmente te viene bien y esa sensación es maravillosa, porque no sientes que el consumismo te está dominando, sino que tú tienes el control. Además de que ese objeto, como no sueles comprar a menudo, al ser algo que justo necesitabas y te va a venir muy bien, te hace sentir como un niño chico con su juguetito nuevo jejejeje. Gracias por lo que compartes!

    Jaír Amores · 08/06/2019 a las 10:05 pm

    Muchas gracias por tu comentario, Acanariados. Justo hace poco publiqué un tweet en el que expresaba algo parecido sobre cuando compras. Hacía referencia a que cuando haces una compra online, es como si te regalaras algo a ti mismo. Es una sensación bonita, pero, claro, siempre que las compras no sean constantes y compulsivas. Un saludo!

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: