Tengo dudas de si la efectividad es un término que se pueda aplicar a una relación de pareja. Como ya sabes, la efectividad es la mezcla ideal entre eficacia y eficiencia.

Eficacia es conseguir objetivos. Y el objetivo del matrimonio podría ser vivir felices, cuidándo uno del otro, en la enfermedad, en la salud… etc. Hasta aquí vamos bien.

El problema viene con la eficiencia, que consiste en gastar los mínimos recursos posibles, sin dejar de conseguir los objetivos propuestos. Y… no sé yo. No creo que en el amor se pueda, ni se deba, economizar demasiado. Dile tú a tu pareja que en el último regalo de aniversario has sido muy eficiente. Claro, no hablo exclusivamente de dinero, sino de recursos como el tiempo o la atención.

Así que lo de tener un matrimonio efectivo mejor lo dejamos. Lo que sí se puede es ser un matrimonio efectivo. Es decir, que, como pareja, se consigan muchos objetivos, gastando pocos recursos.

¿Hazañas en pareja?

Y, pensando en eso, me vino a la cabeza una cuestión que creo que es interesante. ¿Cuántas hazañas en la historia han sido conseguidas por matrimonios?

La mayoría de los méritos de las grandes proezas registradas, se le dan a un personaje. La mayoría de las veces, hombre.

Hay casos de hermanos que se hicieron famosos, como los hermanos Marx, o los hermanos Grimm.

Y sí, siempre habrá quien diga que, detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer. Pero si es así, ¿por qué no se habla del matrimonio como unidad?

¿Dónde están los matrimonios efectivos?

Si usamos la lógica, es razonable pensar que la unión de dos personas que se quieren, y que aprovechan sus distintos potenciales, puede dar frutos impresionantes. Dos mejor que uno. Por eso, lo normal es que hubiesen muchas más hazañas atribuidas a matrimonios que a individuos.

Por supuesto, criar una familia feliz ya es en si mismo un logro, claro que sí. Pero también es cierto que mucha gente se pone metas más allá de formar una familia.

Inevitablemente, surge una pregunta: ¿cómo ser un matrimonio efectivo?

Un enemigo de la efectividad

Evidentemente, todo pasa por poner en común los principios, las metas, los plazos y las herramientas. Por trazar un plan. Por ser un equipo.

Además, hay una cuestión fundamental: el respeto mutuo.

En el libro “Inteligencia emocional”, de Daniel Goleman, se habla de los experimentos del Dr. Gottman. Este señor se hizo famoso por ser capaz de predecir si un matrimonio duraría más de tres años. Su tasa de acierto fue del 94%. Impresionante, la verdad.

Para lograr esos resultados se usaban los micro-gestos. Es un tema muy interesante, pero que no viene al caso. Te dejo el enlace al libro por si te interesa. Es uno de estos libros que se recuerdan muchos muchos años.

Retomemos la cuestión: ¿Cuál era el factor que determinaba si se iban a separar? El desprecio en forma de críticas y quejas destructivas.

“El matrimonio es la principal causa de divorcio.” – Groucho Marx Clic para tuitear

¿Cómo lograr ser efectivos en pareja?

No soy experto en relaciones de pareja, ni mucho menos. Pero sí hay algo que me parece evidente. Para lograr las metas que se pongan en común, cada uno debe tener la libertad de expresarse sin temor, al mismo tiempo que se mantiene un respeto sano por las virtudes y potencial del otro.

¿Qué te parece? ¿Debería haber más matrimonios registrados en los anales de la historia? ¿Crees que una pareja puede aplicar la efectividad como conjunto? ¿Tienes alguna meta en común como matrimonio o como familia? ¿Qué otras cuestiones piensas que son fundamentales para lograr ser un «matrimonio efectivo»?

"El matrimonio es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde." – Leon Tolstoi Clic para tuitear

Sea como sea, la efectividad no debería ser algo que se limite al ámbito personal o empresarial. La efectividad se puede aplicar, por supuesto, como familia, como pareja o entre amigos. ¿Por qué no?

*Este tema fue sugerido por Nela Salazar, del blog Casa cambiante. Un blog sobre minimalismo con mucho sentido común. Ya sabes que puedes sugerir cualquier tema mediante el formulario de contacto.


No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Recuerda también que disponemos de la sección Compras Efectivas, donde hacemos recomendaciones de productos realmente útiles, eficaces y eficientes. ¡Échale un ojo! Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:3    Promedio:5/5]

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

6 commentarios

Nela Salazar · 05/04/2019 a las 4:05 pm

Hola, Jaír.
Interesante el enfoque que le has dado a este tema. Gracias por tomar la sugerencia.
Definitivamente ser efectivos es mejor que ser eficientes cuando se trata cariño… pero difiero en un punto y me voy a extender un momento, con tu permiso.

Sugieres que hay personas que podrían reaccionar mal si les dan un regalo de aniversario eficiente en temas de dinero, tiempo o atención. La atención… ok. Digamos que está bien derrochar un poco de atención cuando se elige un regalo y asumamos que atención es sinónimo del tiempo invertido en ello. Si le decimos a nuestra pareja que fuimos eficientes en la atención y tiempo que pusimos en el regalo y se nos ofende… nos lo buscamos. Pero dinero… quien tenga una pareja que se ofenda si le dicen que su regalo fue eficiente en temas de dinero tal vez necesite pareja nueva.

Me parece importante hacer la aclaración porque el derroche de dinero no le ayuda al común de los mortales, e incluso si hablamos de una persona que tiene a su disposición mucho dinero para derrochar, cuando pensamos en esos regalos de aniversario caros que el dinero puede comprar se nos olvida pensar en el derroche de recursos naturales por el que ese dinero podría estar realmente pagando. Un ejemplo tonto… la minería de metales preciosos con fines ornamentales y en nombre del amor (joyería). Y esto sin contar la mano de obra terriblemente barata que ese mismo dinero compra.

Volviendo al tema de interés, a mí me ha parecido sumamente interesante el hecho de que el divorcio pueda ser predicho con 94% de confianza. Poder hacer predicciones de “comportamiento”, no de una, sino dos personas, con 94% de confianza… uff. Lo sé porque por mucho tiempo me dediqué a dar clases de estadística.

Creo que si aprendemos de estos temas podríamos ser más efectivos en nuestras relaciones, siendo eficaces en lograr nuestros objetivos, pero también eficientes con los recursos que tenemos en pareja. Hay variables que permiten predecir si nuestra relación va a tener éxito o no. Ya están estudiadas, ya alguien las puso por escrito. ¿Por qué no estudiarlas? ¿Por qué no invertir nuestros recursos (tiempo, dinero y energía) en hacer que esas variables sean predictores de nuestro éxito en pareja y no de nuestro fracaso? A mi me parece que eso nos haría parejas más efectivas.

    Jaír Amores · 05/04/2019 a las 10:33 pm

    Muchas gracias Nela por pasarte por el artículo y comentar. ¡Claro que sí! Puedes extenderte lo que necesites. Estás en tu casa.

    Y gracias también por la aclaración que haces al tema del dinero y los recursos. Has respondido como no podía ser menos: como una experta en minimalismo y finanzas, y siendo totalmente consecuente con todo lo que publicas.

    Desgraciadamente, hay parejas que probablemente se ofenderían si no se les hace un regalo «caro», y creo que todos conocemos a más de una persona así. Vivimos en un mundo consumista y orientado a lo material, en donde se desprecian los costes humanos, con la excusa de que suceden en otros países considerados inferiores. Y, aunque como en tu caso, yo tampoco estoy de acuerdo con esta forma de pensar, es necesario un ejercicio consciente y constante para ir contra la corriente. Y, aún así, reconozco que a veces caigo en la trampa de darle demasiada importancia a lo material. Gracias por tu toque de atención. Tienes toda la razón.

    Y gracias también por los comentarios finales que haces sobre las predicciones.

    Ha valido la pena que te extendieras, porque has aportado mucho valor al artículo.

    Un abrazo para Casa Cambiante.

JJ Zaratruciano · 03/04/2019 a las 4:35 pm

Hola Jair, para mí, el matrimonio ideal sería uno donde cada pareja se comprometiera a dejar el ego afuera de la casa. !Prohibido entrar al ego! Un abrazo, saludos desde Santiago

    Jaír Amores · 03/04/2019 a las 8:17 pm

    Muchas gracias JJ por tu comentario. ¡Cuánto daño hace el ego! Muy acertada tu definición de matrimonio ideal. Gracias por pasarte por la web. Saludos desde Las Palmas!

    Nela Salazar · 05/04/2019 a las 4:08 pm

    En realidad lo que está prohibido, según Gottman es:
    1. Critisismo
    2. Estar a la defensiva
    3. El desprecio (entendido como lo que se dice o hace que sirve para implicar que yo soy mejor que mi pareja en algo)
    4. Retraerse de las conversaciones

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: