¿Sabes cuánto consume tu coche? Un amigo me dijo que a él le consumía poco, porque todas las semanas le echaba lo mismo: 20€. Claro, ésta no es una forma de calcular muy exacta que digamos. ¿Te gustaría conocer dos fórmulas sencillas para saber cuánto te gastas en el vehículo? Vamos a ver cómo calcular el consumo y el coste por kilómetro, y también para qué sirve todo esto.

¿Importa conocer cuánto consume el vehículo?

En España, el parque automovilístico (no sé por qué le dicen «parque») es de unos 30 millones de vehículos. Para calcular este dato, se tiene en cuenta la cantidad de automóviles que tienen contratado un seguro. 

Teniendo en cuenta que la población en España es de casi 46 millones de personas, y de que no todo el mundo conduce (niños, ancianos…), estamos hablando de casi 1 coche por persona, y de más de 1 por familia

Los costes relacionados con los vehículos son de algo más del 8% del PIB (Producto Interior Bruto) de todo el país. Es decir, de todo lo que se produce en España, el 8% corresponde a los coches.

No he encontrado un cálculo o estadística de cuánto nos cuesta mantener un coche al año -de hecho, es difícil hacer un promedio- pero, pongamos que una cifra razonable sería unos 3.000€ al año.

Según algunos estudios, gastamos más en el mantenimiento del vehículo de la familia, que en el mantenimiento de la vivienda. Y esto deja clara cuál es la prioridad que le damos a nuestros «carros». 

Gastamos más en el mantenimiento del coche que en la vivienda

El globo pinchado

Antes de continuar, déjame que te ponga una ilustración. Imagina que estás inflando un globo, balón de playa… una cosa de estas que se hinchan con aire. Empiezas a soplar, y te das cuenta rápidamente que hay un agujero por donde sale aire a la misma velocidad que entra. 

¿Qué haces? ¿Soplas con más fuerza? ¿O le das solución al pinchazo?

Es evidente que lo primero sería una tontería y muy poco efectivo. Sin embargo, cuando hablamos de economía familiar, mucha gente hace precisamente eso. En vez de tapar el agujero por donde se le va el dinero, se esfuerzan por ganar más y más. 

Y… créeme. El vehículo es un pinchazo de los gordos. No es cuestión de calcular todo (esto no sería efectivo), pero calcular el consumo del coche y el coste por kilómetro sí es importante

Un día en las carreras

No queremos ser protagonistas de conversaciones como la de la película «Un día en las carreras»

+ Un coche y un chófer cuestan demasiado. He vendido mi coche. 

– ¡Qué tontería! En su lugar, yo hubiera vendido el chófer y me hubiera quedado con el coche.

+ No puede ser. Necesito el chófer para que me lleve al trabajo por la mañana.

– Pero, ¿cómo va a llevarle si no tiene coche?

+ No necesita llevarme. No tengo trabajo.” 

Hermanos Marx

Por supuesto, no es cuestión de calcular todo en esta vida. Pero sí es necesario saber cuánto nos cuestan las cosas. Así que ya que saber cuánto gastamos en el vehículo es esencial en un buen presupuesto familiar (o de empresa), vamos a ver dos fórmulas que nos van a ayudar muchísimo: El consumo de carburante y el coste por kilómetro.

El consumo de carburante

Normalemente se da en litros por cada 100 kms. De esta manera, se puede comparar fácilmente el consumo de un vehículo con otro similar. 

Hay tres maneras de saber este dato:

1. Las cifras del fabricante

El dato de consumo nos lo puede dar el fabricante y también en internet hay webs que nos dan fichas técnicas muy completas. Una página muy útil es coches.net

Claro, el dato que nos van a dar es un dato ideal. No cuenta con el desgaste del motor, mala calidad de carburantes, mala conducción, etc (de hecho para conseguir esta cifra se utiliza un banco de rodillos homologado).

Normalmente te van a dar 2 cifras: consumo en ciudad y en carretera. Cuanto más cerca estén estas dos cifras, mejor. Si las dos cifras están distanciadas, ¡ojo! Por ejemplo, si te dicen que consume 5l/100km en carretera y 10l/100km en ciudad, eso quiere decir que, desde que le exijas un esfuerzo al coche, el consumo se va a disparar. 

2. El ordenador de a bordo

Para calcularlo de forma más real, está el ordenador de a bordo. La mayoría de los vehículos modernos lo incorporan. Con unos minutos de repasar el manual o tocar botoncitos, verás cómo funciona. 

El problema es que es un promedio. Por poner un ejemplo, si estás 5 años consumiendo 5 litros a los 100, y de pronto, una semana gastas 20l por una avería, el ordenador no va a variar hasta que pase un tiempo.

Por eso, la clave para que esta cifra sea objetiva es resetear el ordenador de a bordo una vez al mes, o cada vez que llenes el tanque, o algo así. Incluso puedes llevar un listado que te ayudará a ver si hay variaciones importantes en el consumo. 

Ordenador de a bordo OBD2

Muchos vehículos que no tienen ordenador de a bordo, sí incluyen un puerto tipo OBD2. Es un conector que suele estar situado en el mismo compartimento de los fusibles. Si tienes dudas, basta con consultar en Google por “dónde está el conector OBD2 del (poner modelo)”.

Gracias a este conector, podemos adquirir un ordenador de a bordo adicional sin mucha dificultad. Te dejo un modelo para que puedas ver por ti mismo las características y el precio, que, como podrás comprobar, es bajo.

Ordenador de a bordo externo
D200 HUD pantalla de elevación para coche con conector OBD2

Herramienta de diagnóstico OBD2

Otra funcionalidad que nos da el OBD2 es detectar posibles fallos en el vehículo. Gracias a una herramienta de diagnóstico que se conecta a nuestro smartphone, veremos rápidamente las entrañas de nuestro vehículo, incluyendo el consumo medido por la centralita. Te dejo también un modelo que tiene buena relación calidad – precio.

Herramienta de diagnóstico de centralita tipo OBD2
ieGeek WiFi Wireless Mini OBDII

3. El método manual

Todavía más real es hacer lo siguiente: Llenas el tanque y reseteas el contador parcial (todos los coches lo llevan, menos el de Picapiedra).

También puedes anotar el kilometraje en el momento de llenar el tanque de combustible. 

Contadores parcial y global de kilometros
Aquí tienes un ejemplo del contador parcial y el global

Circulas normalmente, y cuando esté en reserva, vuelves a llenar el depósito a tope. Lo ideal es que sea en el mismo establecimiento. Anotas los litros que le has echado y los kilómetros que has hecho.

Puedes restar el kilometraje del segundo repostaje del primero, o bien fijarte en el contador parcial de kilómetros.

Ahora solo queda realizar una sencilla regla de tres: si en tantos kilómetros he gastado tantos litros, ¿cuánto gastaría en 100 kilómetros? En otras palabras: Multiplicamos los litros por 100 y dividimos por los kilómetros.

litros x 100 / kilómetros recorridos

EJEMPLO: si hemos echado 50 litros de combustible, y hemos recorrido 500 kilómetros, la fórmula sería 50×100=5000/500=10.

El coche Consume 10 litros a los 100 kilómetros. 

Coste por kilómetro

El coste por kilómetro es bastante distinto al consumo de un vehículo. Lo que se trata de saber es cuánto gastamos por cada kilómetro que recorre el coche. 

Para que sirva de comparativa, en los convenios de trabajo españoles, te indican la cantidad estipulada libre de impuestos que debería de pagar la empresa (como mínimo) si tú usas tu propio coche. 

Esta cifra es de 0,19€ por kilómetro

Aún así, según algunos indicadores, en los pasados años el promedio del coste por kilómetro es de 0,33€. Claro, esta cifra es muy genérica, así que necesitamos saber el coste de nuestro automóvil. 

Cómo calcularlo

Para ello, simplemente sumamos todo lo que hemos gastado en el coche en un año. Combustible, seguro, peajes, impuestos, gastos de adquisición, averías, mantenimiento, lavado, aparcamiento, garaje (si lo tenemos). 

Hay conceptos que pueden ir o no, depende de lo que veamos, como por ejemplo las multas. Técnicamente no es un gasto del vehículo, sino nuestro. Si nos hemos sacado el carnet, también sería un gasto relacionado. 

Los costos de adquisición del vehículo dependerán de si lo hemos pagado al contado o lo estamos pagando a plazos. En el segundo caso es fácil: sumas la cantidad pagada y listo. Pero si lo compraste pagando el coste total de una sola vez, sería cuestión de dividir esa cifra entre los años que piensas tener el coche, por ejemplo. 

Una vez que tenemos el gasto total de un año, lo dividimos por la cantidad de kilómetros que hemos recorrido. 

NOTA: Si no tenemos estas cifras porque no hemos llevado un presupuesto (¡mal hecho!), podemos hacer el cálculo de forma aproximada. 

La cifra resultante podemos compararla con la de 0,33€ (en España), o bien buscar un promedio en el país en el que vivamos. 

Aquí tienes un cálculo interesante: 

Cuánto cuesta cada kilómetro en coche

Y éste es un cálculo real que puede ayudar como referencia:

Coste por kilómetro
De la web: https://www.autofacil.es/usuario/2017/01/30/cuesta-kilometro-mantener-coche-propiedad/36832.html

PARA QUÉ NOS SIRVE SABER EL CONSUMO DEL VEHÍCULO Y EL COSTE POR KILÓMETRO

Todos estos cálculos nos sirven para muchas cosas. Por ejemplo, nos permiten saber si comprar un vehículo es más rentable que otro.

Hay una excepción, y viene a colación una frase de Enzo Ferrari: 

La aerodinámica es para fracasados que no saben hacer motores

No midas el consumo
Si tienes uno de estos, no midas el consumo, no sea que te vaya a dar un infarto

Dicho de otro modo, si lo que estás buscando es un coche de ese tipo, olvídate de calcular nada. Más bien, vete contratando un camión cisterna para que te acompañe en tus viajes. 

Estos cálculos también nos valen para saber si es más rentable ir en transporte público, en taxi, si es mejor aparcar en un parking y caminar, incluso si de verdad necesitamos tener un coche. 

También nos van a indicar si hay alguna avería oculta. Si el coste por kilómetro sube debido a las averías o mantenimiento, igual nos va a ayudar a tomar una buena decisión y saber si debemos cambiar de coche.

En resumen, son dos cálculos muy sencillos con un montón de utilidades. Igual tu conoces alguna que no haya puesto aquí. ¡Anímate y comenta!

Aplicaciones para controlar el consumo del vehículo

Antes de acabar, te recomiendo echarle un ojo a un algunas aplicaciones que te pueden ayudar para controlar el consumo de tu coche, además de para un montón de cosas más. He seleccionado la que más me ha gustado para Android y lo mismo con iOS.

La primera es aCar, dirigida para usuarios de Android. La aplicación se encarga principalmente de medir tus gastos, pero también tiene un par de secciones interesantes. En el enlace de la app, te sugieren un montón de aplicaciones más.

La segunda, que encontramos en el repositorio oficial de iTunes, se llama Car Controller. Te permite gestionar todos los aspectos relacionados con tu coche: repostajes, cambio de neumáticos, revisiones y averías. Además, puedes controlar más de un vehículo. Aunque es la que más sugerida en internet, no estoy seguro de que funcione bien actualmente.

De todas formas, al igual que en el caso de Android, en la App Store tienes algunas aplicaciones más. Otra que me llamó la atención es Fuel Monitor. Tiene mejor presencia que la anterior y un par de opciones más, como la de Parking.

Un consejo gratis

Para terminar, un consejillo gratis. Cuando hice el examen técnico para tener el carnet, había una pregunta tipo test que decía algo así como: «¿Qué sucede si aceleras un vehículo y a continuación frenas?». Después de mucho pensar en la tontería de pregunta, llegué a la conclusión de que la respuesta correcta era: «Lo que ocurre es que gastas combustible y frenos».

Así que… precaución amigo conductor, precaución y calculación. No pierdas aire por los agujeros. ¡Tápalos!

No te olvides de aportar lo que te parezca bien en los comentarios. Me encantaría saber tu opinión. Cuenta conmigo para lo que te pueda ayudar. Puedes usar el formulario de contacto para decirme lo que te apetezca. Estaré encantado de atenderte. Recuerda también que disponemos de la sección Compras Efectivas, donde hacemos recomendaciones de productos realmente útiles, eficaces y eficientes. ¡Échale un ojo! Y una última cosa: Por favor 🙏 , ayuda a EfectiVida con tus likes, compartiendo en tus redes sociales, o como lo veas mejor. Te lo agradezco muchísimo. El objetivo es que más personas puedan aprender a ser realmente efectivas. ✅

Me despido. Hasta que nos veamos de nuevo… (virtualmente)… ¡que lo pases muy bien!

*No se guarda tu IP (más información en página de políticas de privacidad)
[Total:8    Promedio:4.6/5]

Jaír Amores

Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado, tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria. Desde muy chico, ya me gustaba el tema de la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, poniendo en marcha sistemas para automatizar tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor, bien con más eficiencia o eficacia. Me sigue pasando, por cierto. Aparte de la curiosidad innata por estos campos, he leído muchos libros de esta temática, he realizado cursos, y también me he formado gracias a podcasts, blogs, videos, y todo lo que ha caído en mis manos. Tengo muuuuuchas inquietudes. Estudiar y aprender es en sí mismo, un deleite para mí. Y compartir lo que aprendo… todavía mejor si cabe. Estoy convencido de que la efectividad siempre es mejorable, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida.

6 commentarios

Pagina web · 24/02/2019 a las 9:19 am

Buen articulo! Enhorabuena!

Gabriela Guzmán · 07/02/2019 a las 2:05 pm

Excelente! Y estoy de acuerdo, si debemos saber cuanto nos cuestan las cosas

    Jaír Amores · 07/02/2019 a las 3:38 pm

    Gracias Gabriela por leer el artículo y comentar. Saludos!

Alita - Raitit Finanzas · 29/09/2018 a las 6:54 am

Muy bien explicados los cálculos. Cómo bien dices no hace falta calcularlo todo en todo momento, pero sí es importante saber cuánto gastamos realmente en transporte, y el coche tiene muchos gastos que no solemos considerar, en el dia a dia solo tenemos en cuenta la gasolina y el resto los percibimos como gastos «extra»
En el post http://www.raitit.es/como-ahorrar-en-el-seguro-del-coche/ puedes encontrar tips para ahorrar en el seguro del coche, aunque muchas veces de pereza, con dedicarle un poco de nuestro tiempo a hacer estos cálculos podemos tomar decisiones más inteligentes que nos ahorran mucho dinero, además de darnos un dato muy valioso que nos sirve para calcular nuestro presupuesto de forma más efectiva.
Saludos

    Jaír Amores · 29/09/2018 a las 7:31 am

    Muchas gracias Alita. Viniendo de ti, como experta en finanzas que eres, me alegra que te haya gustado. Gracias por mencionar tu artículo. Seguro que será útil para intentar seguir ahorrando. Un saludo al otro lado del charco!

¿Qué te parece? Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: